DENUNCIA

 

 

SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE CONIL

LA ASOCIACIÓN LA LAJA, AMIGOS DEL PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL DE CONIL, comparece y expone respecto a su comunicación de 3 de mayo de 2005 y en relación con los MOVIMIENTOS DE TIERRAS Y VERTIDOS que se vienen realizando en las traseras del Polígono Industrial de La Lobita, lo siguiente: 

1.- Que dicha comunicación no da respuesta a nuestra solicitud de 19 de abril de 2005, que volvemos a reiterar por tercera vez: QUEREMOS VER O CONOCER LAS LICENCIAS concedidas por el Ayuntamiento sobre dichos vertidos y movimientos de tierras que, debido a sus dimensiones, están alterando gravemente el medio y el perfil de la zona. 

2.- Que en la información que se nos suministra sobre el tema hay importantes errores y deficiencias –que no queremos achacar a mala fe. Se dice que “la obra consistente en relleno de tierra” (sic) de la Cooperativa Agrícola fue aprobada por Decreto de la Alcaldía. ¿Número, fecha?. Sólo se da esta última: 25 de Agosto de 2005 (les queremos recordar que estamos todavía a comienzos de Mayo). ¿Un Decreto para relleno de tierra?: la tierra no se rellena, se puede rellenar un hueco, un valle..., pero no comprendemos a qué se refiere. 

En otro punto se nos dice que el 2 de febrero de 2005 se concedió a Petaca Chico “licencia de acondicionamiento de terreno de 5.000 m3 (sic), desmonte para estudio geotécnico (sic)...”. Tampoco entendemos a qué se refieren los metros cúbicos: este volumen ¿se dirige hacia la atmósfera o hacia el subsuelo...?. Además un estudio geotécnico es algo puntual y localizado, y por ello seguimos sin comprender a qué hace referencia esta licencia.  

3.- Con respecto al “anteproyecto para mejora de Finca en el Camino de los Algarrobillos”, de Moreno Amaya, nos parece correcto el decreto de suspensión de obras de 18 de Junio de 2004, pero, como Ud. sabe, dichos vertidos ilegales continúan y la “mejora de la Finca” está muy avanzada. ¿Piensan hacer algo al respecto?

LA LAJA está seriamente  preocupada por el vertiginoso deterioro del Medio Ambiente en Conil, y nos preocupa todavía más que un Ayuntamiento democrático trate con tanta simpleza asuntos tan serios. No queremos pensar que estén faltando a sus obligaciones de inspección y control, ni que estén obstaculizando y dando largas a quienes trabajamos por el cumplimiento de la legalidad, ni favoreciendo o encubriendo a personas, entidades u hechos que consideramos destructores del Medio Ambiente. No queremos ni pensarlo. 

Sin otro particular, reciba un saludo.

Conil, a 5 de mayo de 2005

 

cerrar