NOTA DE PRENSA

 

 LA LAJA, Amigos del Patrimonio Natural y Cultural de Conil, quiere dar cuenta a la opinión pública de lo que considera un mal tratamiento iniciado en el Monte Público de la Dehesa de Roche. 

 A finales del mes de febrero y principios de marzo de 2006, la empresa municipal R.O.S.A.M. ha puesto en marcha lo que se supone debería ser un tratamiento selvícola de limpia y aclareo para la mejora del Monte Público de la Dehesa de Roche. Pero en opinión de LA LAJA, en vez de mejora, de seguir así, a lo que se llegará es a la desaparición del ecosistema del pinar citado. Nuestra crítica y oposición a lo que se está haciendo se basa en que:                

      - Se están talando los pinos de manera excesiva, cortando ramales en verde (no los secos o malformados) y propiciando un crecimiento no natural de los pinos.

      - Las copas se están reduciendo exageradamente, hecho que, con la entresaca de pinos que también se lleva a cabo, va a dejar penetrar demasiado al sol, secar con más rapidez el suelo y propiciar polvo y arenal desprotegido en el verano.

      - El suelo se erosionará con mayor rapidez y su pérdida irá en aumento. 

      - Se están empleando continuamente maquinarias pesadas. Actualmente en la zona trabajada no se ven más que rodadas de tractores y otros vehículos; se ha machacado el estrato herbáceo y gran parte del arbustivo. Por pretender salvar los árboles se está destruyendo toda la flora, y con ello después la fauna, del ecosistema del pinar.

      - Se confunde lo que es una sucesión de árboles, pinos en este caso, con un ecosistema en el que en un determinado medio viven en equilibrio toda una comunidad de numerosas especies vegetales y animales. 

      - Se creen mejorar los pinos, pero hoy el máximo valor del Monte Público de la Dehesa de Roche es su rica biodiversidad. Los pinos no tienen más valor ambiental que muchos de los arbustos o las pequeñas joyas herbáceas que les acompañan. Este Monte Público ha merecido la catalogación de LIC (Lugar de Interés Comunitario) por la Comunidad Europea y está incluido en la RED NATURA 2000, y ello no se debe al pino piñonero sino a sus peculiaridades y riquezas florísticas. 

En definitiva: se confunde limpiar con esquilmar, y se pretenden evitar los incendios pero podemos estar cayendo en la fórmula del Sr. Bush que llegó a decir que la mejor forma de que no arda un bosque es hacerlo desaparecer. Por último, querríamos insistir en la idea de que “un monte no es una sucesión de árboles”, es mucho más y todos deberíamos aprenderlo y valorarlo.

08-marzo-2006

 

Ante la denuncia hecha pública por La Laja de los destrozos llevados a cabo en las labores de “limpieza y aclareo” del Monte Público de la Dehesa de Roche y la posterior afirmación del Ayuntamiento de Conil indicando que los terrenos de dichas labores son urbanos, debemos puntualizar lo siguiente:

 -          Que cuando se consultan los planos del PGOU de Conil, en efecto aparece una franja, de límite quebrado junto a la carretera N-340 en el núcleo de El Colorado, clasificada como urbana y Sistema General de Espacios Libres.

-          Hay que recordar que el PGOU de Conil ha sido DECLARADO NULO en tres ocasiones, ante tres recursos por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

-          Que si lo que se consulta es el Plan Estratégico de Conil de 2002, promovido por el propio Ayuntamiento de Conil, la cartografía indica que el Monte Público tiene como límite la citada carretera N-340.

-          Que si se consultan los planos de las Zonas LIC (Lugares de Interés Comunitario) propuestos por la Consejería de medio Ambiente a la Comunidad Europea para su protección, la cartografía muestra que el LIC  PINAR DE ROCHE llega hasta la carretera N-340.

-          Que en la actualidad la Consejería de Medio Ambiente está llevando a cabo un nuevo deslinde del Monte Público de Utilidad Pública nº 16, precisamente a petición del Ayuntamiento de Conil.

 Todo esto nos lleva a la inevitable conclusión de que el límite del Monte Público, en estos momentos es, al menos, discutible y dudoso. Máxime cuando de lo que estamos hablando es un todo continuo del ecosistema del pinar, sin solución de continuidad, sin ninguna indicación o tratamiento distintivo y sin que se haya hecho público ningún acto de desafección del M.P., salvo para las instalaciones escolares existentes. 

Por último, queremos recalcar que, independientemente de que se trate de M.P., LIC, o Sistema General, el tratamiento y actuación de Rosam nos sigue pareciendo destructivo de la biodiversidad del sistema y fomentador de la erosión y desprotección del suelo.

En contra de lo manifestado por responsables municipales, esperamos que las labores a realizar por la Consejería de M.A. sean más rigurosas, más conservacionistas y más consideradas con un ecosistema singular cada vez más reducido.  

 

17-marzo-2006

 

cerrar