NOTA DE PRENSA

 

EL T.S.J.A. CONFIRMA LAS CRÍTICAS DE “LA LAJA” AL P.G.O.U. DE CONIL

En Conil de la Frontera (Cádiz)

La reciente Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que suspende el PGOU de Conil de (16 de septiembre de 2003) viene a demostrar el “chapucero” proceso de tramitación de dicho instrumento de planeamiento. Desde el punto de vista de la Asociación LA LAJA, la culpa de lo ocurrido la tienen, a partes iguales, la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio (CPOTU) de Cádiz y al Ayuntamiento de Conil. El PGOU de Conil era un documento “inmaduro”, tras casi 12 años de elaboración y tramitación. Seguía siendo agresivo con el litoral e indiferente al acelerado deterioro del Conjunto Histórico. Pretendía, además, “legalizar” el diseminado rural sin urbanizarlo, etc. Sin contar los innumerables defectos de forma (falta de documentación, de planos, incorrecciones de todo tipo...). Fue aprobado por la CPOTU de modo “definitivo”, aunque pendiente de numerosas subsanaciones y/o modificaciones “esenciales” que debían ser introducidas.

En este sentido hay cabe una parte de la culpa a la CPOTU. La Comisión no debió aprobar en 2001 un documento tan malo, pero lo hizo. Exigió para mejorarlo la elaboración de un Texto Refundido, texto que ha estado más de un año “negociando” con el Ayuntamiento. Esto ha tenido aspectos positivos y negativos. Lo positivo ha sido que el Texto Refundido ha mejorado notablemente el PGOU original, reduciendo edificabilidad litoral, empujado las edificaciones hoteleras fuera de la zona de servidumbre de Costas y obligando a incluir el compromiso de elaborar un Plan Especial para el Conjunto Histórico e introduciendo, para protegerlo, cambios sustanciales en varias Unidades de Ejecución. En La Chanca, por ejemplo, prohibió expresamente -siguiendo las directrices de Cultura- la construcción de 19 viviendas “dentro” del edificio histórico y exigió un Estudio de Detalle para las 15 viviendas que el planeamiento preveía construir en el borde físico del inmueble protegido (Estudio de Detalle que, por cierto, La Laja ha recurrido recientemente ante el TSJA). Lo negativo en la actuación de la CPOTU es que no ha obligado al Ayuntamiento de Conil a sucesivas exposiciones públicas o a una exposición pública previa a la aprobación definitiva de la totalidad del PGOU en 2003. El Texto Refundido del PGOU -digan lo que quieran decir el Alcalde de Conil o la Junta- sólo se informó públicamente en marzo de 2002, pero no en noviembre de 2002 o enero de 2003, tras la realización de modificaciones que hoy siguen siendo desconocidas por la ciudadanía.

La Laja cree que lo más positivo de este todo este “desaguisado” es que Conil está conociendo la incompetencia de sus gobernantes, que han tardado 12 años en elaborar un PGOU malo y agresivo con el Patrimonio de Conil. Un PGOU vendido a los intereses de los constructores, promotores y propietarios de suelo, que son quienes han hecho “de facto” el planeamiento. Con el agravante de que se ha intentado “hurtar el debate” ciudadano. Lo dijimos más de un año ( “El Conil que nos preocupa”, charla-debate organizada por La Laja), y lo reiteramos hoy. Es una lástima y un escándalo que un Ayuntamiento que presume de “conservacionista”, sea impugnado por agresivo con el patrimonio y por antidemocrático.

 

cerrar