CONTESTACIÓN

 

LA LAJA CONTESTA AL AYUNTAMIENTO DE CONIL SOBRE CASTILNOVO

 Al comenzar el verano, LA LAJA inició una recogida de firmas –van unas 10.000-  en defensa de la conservación de la playa de Castilnovo y su transplaya, es decir, El Prado en su conjunto, después de tener noticia de su venta inminente, que ya se ha confirmado. La respuesta municipal a nuestra iniciativa ha sido afirmar que El Prado está ya protegido, para a continuación criticar a LA LAJA desde diversos medios de comunicación. No queremos polemizar y ya hemos manifestado otras veces que no nos interesa la contienda electoralista, pues sólo somos y seguiremos siendo una Asociación ciudadana. LA LAJA, Amigos del Patrimonio Natural y Cultural de Conil, solo quiere manifestar ante la opinión pública tres cosas:

1.      El temor por la urbanización de Castilnovo está perfectamente fundado. Gran parte de sus tierras han sido compradas por un conocido promotor urbanístico, que tiene detrás a una importante entidad financiera, que ha desarrollado gran número de urbanizaciones en la Costa del Sol, en Córdoba y en el Algarbe portugués. Naturalmente, dicho señor ha comprado la tierra con ánimo de urbanizarla, o ¿es que pretende el Ayuntamiento que pensemos que ha sido para criar vacas o ver las puestas de sol...?.

2.      El Ayuntamiento ha malinterpretado nuestra iniciativa pero, en todo caso, nos alegramos de que se haya posicionado contra la urbanización del Prado, aunque no nos tranquilizan sus declaraciones. Seguramente será otro Alcalde y otro Ayuntamiento el que nos venda, en su momento, las bondades de la recalificación. ¿Tendría algún problema la Junta de Andalucía socialista en aprobar dicha modificación... contando, como cuenta además, con el interés declarado de grupos políticos de la oposición municipal por hacernos grandes hoteles y campos de golf al otro lado del río Salado?.

 3.      El Prado necesita una figura de protección mayor. Ciertamente, la zona en cuestión es hoy no urbanizable de especial protección, pero estamos cansados de ver como este tipo de suelos se recalifican a urbanizables por medio de una modificación puntual del PGOU. Lo queremos dejar bien claro: tras su venta a promotores urbanísticos, El Prado está amenazado y de lo que se trata ahora es de que entre todos busquemos una figura de protección efectiva. LA LAJA no tiene ningún problema en sumarse a iniciativas municipales en este sentido, y está dispuesta a hacer frente común con el Ayuntamiento en este tema, aportando información sobre los valores naturales, paisajísticos, históricos y etnológicos de la zona. 

Conil, a 22 de septiembre de 2004  

cerrar