NOTA DE PRENSA

 LA LAJA SE LAMENTA DEL DESINTERÉS DEL AYUNTAMIENTO DE CONIL POR EL CONJUNTO HISTÓRICO

   El Conjunto Histórico de Conil se muere: cada día que pasa está más vacío de población y disminuye su actividad. Pero las obras, con licencia municipal o sin ella, se suceden: aquí, una alteración más; allí, otro derribo; allá, otra obra nueva. Se trata de ganar metros cuadrados para el verano (pubs, apartamentos de alquiler, hostales, etc). El resultado es la progresiva desaparición del Conjunto Histórico, pues no cesa de modificarse sin dirección, sin rumbo, ante la falta de una normativa clara que especifique qué es lo que se puede hacer en él y qué es lo que está prohibido hacer. 

   El PEPRICH de Conil se presentó como urgente, pero está hoy paralizado. Y nadie da explicaciones, ni las pide. Por ello, nos preguntamos: ¿a quién interesa la conservación del Conjunto Histórico?. 

   El Avance estaba terminado en mayo de 2005, pero no se aprobó hasta diciembre de ese año. Por fin, en febrero de 2006 fue expuesto al público con la idea de incorporar Sugerencias y Propuestas de Mejora. A la finalización del plazo, el 10 de abril de 2006, diferentes asociaciones y particulares habían presentado sus propuestas, unas 25 según el Equipo de Gobierno. La Laja presentó 12 propuestas de mejora, convenientemente razonadas, en 30 folios, con la idea de suplir las principales deficiencias que, a nuestro juicio, tenía el documento de Avance. Tras el verano, hemos pedido varias veces información al Arquitecto redactor y a la Arquitecta municipal, pero nada pudieron decirnos. Estamos terminando el año 2006 y no hay noticia. ¿Qué pasa con el Plan Especial?

   El Avance del PEPRICH es un documento que no nos gusta y, sin duda, muy polémico, pero era un paso en la dirección correcta, a pesar de sus errores. Las sugerencias y propuestas de mejora presentadas por más de 20 asociaciones y particulares debían servir precisamente para corregir el documento de Avance y mejorarlo antes de pasar a la Aprobación Inicial. La Laja no entiende qué es lo que pasa y teme lo peor: que el polémico Plan se esté “negociando” con los “intereses privados”, a espaldas de la ciudadanía, en vísperas de las elecciones de 2007.

   Lo que sí está claro es que el PEPRICH de Conil no constituye una prioridad para el actual Ayuntamiento de Conil.  

   Entretanto se inician nuevos Planes, como el del diseminado rural. Y La Laja no termina de entender para qué se inician tantos planes cuando no existe la voluntad política de llevarlos adelante, de un modo transparente y democrático.

Conil, a 20 de diciembre de 2006

 

cerrar