BREVES

 

 

NOS PREOCUPA ...

  

- Las competencias de la Concejalía de Cultura.-
Nos preocupa, y mucho, que las competencias de la Concejalía de Cultura se limiten a la organización de “actos culturales” como exposiciones, festivales, cine, teatro, bailes, actos folclóricos, etc. que, siendo “cultura”, solo son una parte de la Cultura. Hay otra parte, muy importante, que parece quedar fuera de las competencias de la Concejalía y es la que se refiere a la vigilancia, conservación, protección, promoción y puesta en valor del Patrimonio Cultural de Conil. De vigilar las barbaridades que se cometen con el Patrimonio tendremos, por desgracia, que seguir ocupándonos las asociaciones como La Laja y los ciudadanos anónimos que nos alertan para que las denunciemos.

La  foto de la izquierda nos muestra la situación del claustro de la iglesia parroquial. Recientemente, uno de sus lados ha sido descubierto (foto de la derecha)y en vez de aprovechar para recuperar su antiguo aspecto, vuelve a ser parcialmente tapiado para poner en su interior los despachos de los partidos políticos. Y ¿cuál es la actitud de la concejala de Cultura?: no sabe/no contesta.

 

-Nuevos árboles en el campo de Conil..-

Durante mucho tiempo hemos asistido, sin que nadie se lamentara de ello, a la tala de árboles para aprovechamiento agrícola, para la construcción de casas en el diseminado o para equipamientos varios (plaza de toros incluida); ahora, justamente cuando nuestro Ayuntamiento empieza a poner terrenos a disposición de los industriales (por ejemplo en La Zorrera), comienzan a proliferar naves industriales en terreno agrícola.

Antes eran las casas y los invernaderos, ahora florecen por el campo las naves industriales. Con la excusa de que algunas ya estaban, se están haciendo verdaderos centros comerciales como el caso de Construcciones Bermúdez en la carretera del puerto. El Ayuntamiento, que hasta ahora ha hecho dejadez de sus funciones inspectoras y sancionadoras con las viviendas, parece que sigue la misma política de “dejar hacer”. Tal vez el fiscal de Medio Ambiente de la provincia tenga algo que decir al respecto.

-El comportamiento incívico de algunos conileños.-

En esta foto se puede ver lo que algunos entienden por una pasarela “para peatones”.

No es más que una muestra de lo que todos podemos observar cotidianamente en el pueblo.
Lo triste es que las actitudes incívicas, lejos de ser casos aislados que tienden a remitir, cada día se generalizan más, sobre todo entre los jóvenes, para algunos de los cuales las leyes o, sencillamente, la buena educación, parecen ser algo que no va con ellos.

-El futuro del antiguo mercado de abastos.-
Una vez fuera de uso, el viejo mercado de abastos pasó a llamarse “mercado de arte” tal como reza en su frontispicio. Lo cierto es que su uso como taller de artesanos y artistas fue más bien efímero y, tras alguna utilización esporádica para, por ejemplo, instalar el Belén navideño, permanece abandonado. Nos preocupa que este abandono provoque su ruina; ¿es que nadie se le ocurre alguna idea para darle un uso adecuado? Desde luego, los contenedores soterrados que han instalado en su entrada no facilitan las cosas: da la impresión de que en este Ayuntamiento algunos piensan con los pies.

 

 

-La desidia demostrada por la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Conil para retirar los restos quemados del incendio del verano del 2006.-
Los árboles quemados en el incendio fueron talados rápidamente ante el peligro de convertirse en focos de infección de especies parásitas barrenadoras (Medio Ambiente dixit). Hasta aquí bien. Nuestra preocupación fue incrementándose durante los meses previos al verano, ya que todas las maderas quemadas quedaron en el suelo y, para colmo, al borde de los caminos del MP. El verano llegó y la madera seguía sin ser retirada. Pensamos que podría haber sido la única madera de incendio que ardiese dos años seguidos. Por fin en septiembre se empezó a triturar hojarasca y sacar madera, y aún hoy (noviembre de 2007) quedan restos forestales sin retirar. La desidia y la dejadez no pueden haber sido más irresponsables.

-Las peligrosas propuestas de la Delegación Provincial de Medio Ambiente en relación a la zona quemada del Monte Público de la Dehesa de Roche.-
La Laja solicitó una reunión a los responsables de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para recibir información sobre los planes diseñados para recuperar el Monte Público de la Dehesa de Roche después de los incendios del verano 2006. A la reunión fueron invitados los representantes de las Asociaciones de vecinos de la zona. Se celebró en el mes de marzo en el Centro Municipal de El Colorado. Asistió el Jefe de Servicio del Medio Natural D. Felipe Oliveros y el Ingeniero de Montes encargado D. Miguel Cueto. Se nos informó que solo se han diseñado unas medidas de emergencia para retirar la madera quemada y, por lo demás, lo que se planifica es no actuar hasta al menos dos años. En este tiempo esperan que el monte se recupere, o al menos, lo observarán para decidir actuaciones posteriores. De la reunión salimos realmente preocupados ya que, tal como está la zona, es posible que se recuperen arbustos e hierbas, pero no árboles, y es muy posible que al cabo de los dos años en vez de un bosque renovado nos encontremos un bosque caóticamente urbanizado. Ninguna medida de control de tráfico en ninguna época del año, ninguna medida de control de construcciones ilegales, ninguna medida de cierre de carriles (solo se asfaltan) y, por supuesto, ninguna actuación para buscar autores de los incendios. No hay culpables. Así los incendiarios pueden pensar, ¿por qué no intentarlo otra vez, cuando convenga…?

-Que se haya vuelto a intentar quemar el Monte Público de la Dehesa de Roche-.
En efecto, en nuestro anterior Boletín, La Laja advirtió del peligro que corría el M.P. este verano 2007 después del “éxito” incendiario y destructor del verano pasado. Ha sido un verano suave y no ha habido demasiados levantes, pero los agresores del monte no se contentaban y, ya a finales de verano, el sábado  15 de septiembre, soplando un fuerte viento de levante, el monte sufrió 5 intentos de incendio, todos a lo largo de una hora y junto a caminos o carreteras, y todos buscando la continuación de lo quemado el verano pasado, hacia la zona salvada de la parte norte del pinar. Pero seguimos sin el menor dato de estos delincuentes forestales. Parece que este tipo de delincuencia no importa mucho. La foto muestra restos de quema junto a los caminos.

-La laguna del Majotín, sin la más mínima preparación o control, recibe todo tipo de residuos y sigue estando en contacto con el acuífero.-

Esta laguna es de los pocos vertederos con visos de legalidad del término municipal. Al menos tiene una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la Consejería de Medio Ambiente, hecha, por cierto, a raíz de las denuncias de La Laja. Sin embargo en esa declaración de Impacto Ambiental se le indica que solo se pueden acumular residuos de los llamados inertes, y se prohíben de manera específica: residuos procedentes de actividades agrícolas o ganaderas, que procedan de la limpieza viaria o de parques y jardines, enseres domésticos, maquinarias, residuos industriales…y una larga lista más. Las imágenes hablan por si solas.

-Los planes de desarrollo turístico de ROSAM.-
En la campaña electoral de 2007 y en el primer Pleno de la nueva Corporación municipal, tras el verano, un concejal de la Oposición realizó una pregunta sobre los más de 700 apartamentos turísticos que la empresa municipal ROSAM tenía previsto promover en los terrenos de Roche, entre el Puerto pesquero y la Urbanización. Lo que preocupaba a dicho concejal no era la construcción de la zona –aprobada en el PGOU- sino que dicho desarrollo iba a perjudicar a los vecinos de Conil, que están invirtiendo o han invertido dinero en la construcción de chalés y apartamentos en suelo rústico no urbanizable, suelo de protección agrícola o Monte Público. El mundo al revés. Pero ningún grupo político “desenmascaró” la iniciativa. Lo bueno del asunto es que el grupo político gobernante de Izquierda Unida se comprometió a no desarrollar estos terrenos si no existía un amplio consenso político al respecto. Desde LA LAJA, vamos un poco más allá y pedimos a la Corporación municipal que reconsidere la clasificación de dichos terrenos, en beneficio de la salvaguarda del Patrimonio Natural de la localidad y en interés de “todos” los vecinos.

 -La lentitud en la puesta en marcha del Plan Especial del Diseminado.-
Hace más de un año que se viene hablando del Plan, pero lo único que se ha hecho hasta la fecha es entrar en contacto con las Asociaciones del Campo, que proliferan como setas (muchas voces, defendiendo lo mismo). A LA LAJA se la invita a algunas inauguraciones o demostraciones gastronómicas, pero no a este tipo de consultas, a pesar de que lleva trabajando años en la “sensibilización” sobre el tema. Nuestra Asociación organizó, no hace mucho, unas Jornadas específicas tituladas “El diseminado rural”. En dichas Jornadas pudimos contar con las cualificadas colaboraciones del Defensor del Pueblo Andaluz o el Fiscal de Medio Ambiente de la Audiencia Territorial de Cádiz.  Dichas Jornadas nos valieron la felicitación de muchos, no solo de los ponentes, sino también la de las Asociaciones del Campo de Conil y los principales grupos políticos locales, incluido Izquierda Unida. ¿Recuerdan?

 -El Planeamiento Urbanístico.-
Conil sigue haciendo planeamientos urbanísticos: esta es la opción oficial y la que manda la Ley. Ahora está en revisión el Plan General de Ordenación Urbana aprobado en 2004 para adaptarlo a las exigencias del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). El problema radica en que la opción ciudadana tiende a ser otra: la de construir cuanto quiere, donde quiere y como quiere, al margen de cualquier planeamiento. Y la opción municipal es la de hacer la vista gorda ante todos estos desmanes.

 -Luz y agua en campo.-
Poco después de las elecciones municipales de 2007, el nuevo concejal de Servicios y Medio Ambiente declaraba a la prensa que se iban a poner trabas a la construcción ilegal en el campo, dificultando el suministro de luz y de agua a las nuevas construcciones ilegales. Pero esto no es suficiente. Pues como todos sabemos, siempre se podrá hacer un pozo o enganchar la luz al poste más próximo. Queremos recordar al concejal la existencia de la Fiscalía de Medio Ambiente y las recientes declaraciones del fiscal sobre el tema del blanqueo de dinero, en las que señalaba a varios municipios de la provincia de Cádiz –entre ellos Conil- como destino cada vez más frecuente de este tipo de operaciones. También recordaba que “legalizar lo ilegal es un fraude de ley que, además, produce un efecto llamada”. Así pues, por favor, menos fuegos de artificio para cubrir el expediente y más colaboración con la Administración de Justicia. ¿O están esperando que lo hagamos nosotros, para desviar después la ira de los especuladores contra nuestra Asociación?

 -Continúan los derribos en el Conjunto Histórico.- 
Esto no es ya ninguna novedad. Hoy, aquí; mañana, allí. En las calles Padre Caro, Ancha, Antonio Ureba... da igual. Continúan cambiándonos Conil. Con un Plan Especial del Conjunto Histórico (PEPRICH) en marcha -¿está realmente en marcha?- no deberían consentirse más derribos. Por una sencilla razón: porque no sabemos si la edificación derribada tenía o no valores, que es lo que tendría que decidir el Plan: ¿conservación integral, de fachada, estructural, de elementos?. Desde luego, si tiramos la edificación ya no hay dudas. Y no me vengan con la monserga de que la Delegación Provincial lo ha autorizado. De sobra sabemos que las autoridades de Cultura, en nuestra provincia, están durmiendo la siesta desde hace mucho tiempo.

Entretanto, con el PEPRICH paralizado, el Ayuntamiento continúa con sus “reformas” de dudoso gusto: en la Plaza de España han puesto una “pista de aterrizaje” con señalización luminosa incluida (luces “led” azules de balizamiento en el suelo),  y sospechamos que tienen el proyecto de repetir más de lo mismo en la Plaza de Santa Catalina y en la Avenida de la Playa. Peatonalizar está muy bien, y lo aplaudimos, pero ¿y los acabados?, ¿por qué queremos ser los más originales?, ¿es que a nadie se le ocurre lo más sencillo: copiar lo que los demás hacen bien?

-Turismo de Calidad acaba de distinguir al Ayuntamiento de Conil como Destino de Calidad,  reconociendo su trabajo y su esfuerzo en conseguir un modelo de “turismo sensible” para la ciudad. Con todos nuestros respetos, sin dudar en ningún momento del encomiable empeño y sabiendo que, en efecto, hay lugares muchísimo peor, no estaría de más preguntar a los propios conileños e incluso a muchos de los visitantes  veraniegos que opinión les merecen los ruidos, los atascos, la suciedad, las noches tomadas, los coches hasta las mismas olitas, o subidos a las aceras, las motos montadas a caballo, los vertidos fecales en la misma arena, las tuberías reventadas, las depuradoras impotentes, los destrozos del mobiliario urbano… ¿o es que los turistas no son sensibles?
-La situación de la depuradora de la Urbanización Roche, cuyos vertidos no solo afectan a la citada urbanización sino a otras playas de Conil.-
La depuradora de Roche fue diseñada como depuradora privada en los años 70. Es una pequeña depuradora que recibe las aguas fecales y pluviales de la urbanización. Durante años ha funcionado bien, pero ya en el 2000 hubo episodios (en agosto) en los que de la depuradora salían más sólidos en suspensión de los que entraban (el incremento de caudal removía sólidos detenidos en el interior). En los últimos años era a todas luces una depuradora insuficiente. Con la instalación del Hotel Confortel, el Ayuntamiento decidió hacer una ampliación (que realizó en 15 días).

Pues ahora la situación es que cada vez que coinciden lluvias abundantes con cierto lleno en las casas de la urbanización, la depuradora rebosa o se rompe, vertiéndose el agua fecal y pluvial a la playa y al mar. Ya ocurrió al final del verano del 2006, después en la semana Santa del 2007 y por último este pasado agosto. Si unimos estos vertidos al hecho de que el emisario submarino es de solo 500 m en vez de los 2500 que manda la ley, nos tiene que preocupar no solo el estado de la playa de Roche sino también el estado de las calas y las restantes playas de Conil, ya que la corriente de deriva litoral nos lleva las aguas en dirección SE. La foto muestra el rebose del vertido de la depuradora.

- El mal funcionamiento de los colectores de la depuradora de Conil, que ha supuesto vertidos en la zona norte de Los Bateles y en la margen derecha de la desembocadura  del río Salado.-
La La depuradora de aguas de Conil no da malos índices de funcionamiento en relación a otras de la provincia, y nos alegramos de ello. Pero lo que no funciona bien es su sistema de colectores, es decir de conducciones que colecten las aguas desde todo el pueblo a la depuradora. En particular ha sido llamativo los vertidos que se han estado “escapando” en la desembocadura del río Salado (en su margen derecha y al inicio de la playa) de un colector que debió cerrarse y arreglarse al principio de verano, pero que no fue así. La cosa entraña su peligro porque es zona elegida por niños para bañarse sin olas ni peligros.

Otro de los colectores que no llega a la depuradora es el que desemboca en la playa de Los Bateles delante del extinto reloj de sol. Ignoramos si recoge aguas pluviales, fecales o del acuífero dañado, pero durante el verano por este colector ha estado saliendo todo tipo de suciedad, que tenía que ser retirado por cubas especiales. Ahora vemos que el vertido se ha prolongado con nuevos tubos semienterrados hasta llegar a la zona verde del final de la playa. Es decir, que se va a permitir el vertido a la Playa de los Bateles pero se lleva a la zona de vegetación para su mejor camuflaje. Realmente impresentable.

-Los aparcamientos de vehículos en la playa durante el verano.-

Viene siendo un hecho lamentablemente habitual el que gran número de vehículos aparquen, durante los meses de verano, no solo sobre las aceras del paseo marítimo, sino en la misma playa al final de Los Bateles, junto a la bajada del Chorrillo o en la playa de Castilnovo, junto a la torre. Entendemos que tengan que pasar vehículos de reparto a los chiringuitos, pero este paso ha llegado a organizar verdaderos caminos y aparcami609entos para usuarios de la playa que ignoran la Ley de Costas, y que no encuentran responsables de informarles o sancionarles si fuera el caso.

-Las huertas van desapareciendo, poco a poco, del paisaje conileño.-
Hasta no hace mucho, entre carreteras y carriles, se alineaban, a veces  hasta perderse en el horizonte, esas parcelas meticulosamente trabajadas, primorosas, casi presumidas y desde luego, para presumir. Ahora, y no tan poco a poco, las sustituye el implacable cemento, la implacable construcción. El trabajo en el campo es duro, todos lo sabemos, no hay fines de semana, ni vacaciones, ni salario fijo. Otros trabajos, también lo sabemos todos, ofrecen dinero cabal, jornadas claras, vacaciones aseguradas.

Pero la preocupación no nace porque mejore la calidad de vida de la gente sino a costa de qué. Sorprende que se quieran convertir en vergeles las tierras más áridas de España y que, aquí, donde la tierra es espléndida y generosa no se pueda ni se quiera optar por mantener la riqueza y la  belleza ancestral del paisaje y el paisanaje de las huertas. Entre bosques quemados, chumberas y cañaverales desaparecidos y huertas olvidadas, ¿qué clase de “campo” ofrecemos para el futuro?

-El hotel Conil Park, ¿una planta más?.-

No hace mucho que el Hotel Conil Park elevó una planta sus instalaciones y parece que ahora quiere construir otro piso más para nuevas habitaciones. Si se confirma, ello supondrá un fuerte impacto visual respecto al conjunto del caserío de Conil, así como un gran incremento del volumen de edificabilidad de la parcela. Parece que alguien está empeñado en que Conil tenga su propio Algarrobico.

La foto de la izquierda nos permite ver la original forma de deshacerse del agua sucia que tienen en el mencionado hotel.

-Vandalismo en el Prado.-
A principios de verano, LA LAJA informó al flamante concejal de Medio Ambiente de que la señalización del Paseo litoral entre Conil y Trafalgar había sido atacada en la zona de El Prado-Castilnovo. Se han arrancado hitos que marcan el camino y también un panel, precisamente, el que explica los valores de este Paraje Natural. Se nos dijo que se pondría remedio, pero a día de hoy, varios meses después, las cosas siguen igual. ¿Es así como se defiende la zona de vándalos y especuladores?. Creemos, honradamente, que hace falta más diligencia en estos temas.

. . . Y PARECE DESPERTAR

 

-La pérdida de la mayoría absoluta en el consistorio.- Al parecer, los conileños nos hemos dado cuenta de que las mayorías absolutas no son buenas, ni siquiera cuando gobiernan “los nuestros”. El poder absoluto suele acarrear inevitablemente el desprecio por el contrario y el olvido de las minorías, así como a anular la participación ciudadana. La Asociación Cultural La Laja ha sido sistemáticamente ninguneada, marginada, cuando no acusada abiertamente de alguna barbaridad, por el simple hecho de decir las cosas que no les gusta oír a determinadas personas. Han confundido las críticas a determinadas actuaciones del gobierno municipal con ataques personales, cosa que, desde La Laja, nos hemos cuidado mucho de no hacer. Confiamos en que esto cambie a partir de ahora.
Igualmente nos alegramos de que el primer partido de Conil, IU,  y el segundo, el PSOE, hayan renunciado a un pacto general y se hayan decidido por hacer política continua; a trabajar la política.

 -La nueva actitud de los responsables municipales respecto al papel de La Laja.- Tras la resaca de las últimas elecciones municipales, responsables de La Laja nos reunimos, a fin de conocer la actitud del nuevo gobierno municipal, con el señor Alcalde y los concejales de Medio Ambiente y de Cultura. Tras la conversación –cordial, franca, positiva- ambas partes consideramos que estábamos en el inicio de una etapa nueva cuya clave sería la colaboración. Aunque con mucho escepticismo por nuestra parte dados los meses transcurridos sin señales de tal colaboración, desde La Laja seguimos confiando en la buena fe de los responsables municipales en la salvaguardia de los valores naturales y culturales de Conil y en la mutua colaboración.

-El señor Antonio Roldán ha sido nombrado Delegado de Medio Ambiente.- Los pactos post-electorales han colocado a nuestro alcalde como Vicepresidente y Delegado de Medio Ambiente en la Diputación Provincial de Cádiz; algo que nos permite hacer dos lecturas: por un lado, a la vista del desastre medioambiental de Conil en estos últimos doce años con el Sr. Roldán de alcalde, tenemos muchas dudas sobre su capacidad para gobernar la política medioambiental de toda la provincia; por otra parte, confiamos en que al tener una visión más global, menos pueblerina, de los problemas medioambientales, al estar en contacto con otras instituciones y  organismos supraprovinciales, pueda darse cuenta de la importancia de las políticas ambientales para el futuro de todos … también de Conil.

 

-La cofradía de Pescadores.-
Nos satisface el buen funcionamiento de la cofradía de pescadores de Conil y su caladero, colaborando de manera voluntaria con la consejería de Agricultura y Pesca en sistemas de control y localización. Igualmente valoramos como buenas iniciativas las tendentes a la puesta en valor de la pesca conileña como es la de adjudicar a determinadas especies la denominación de origen.

-La restauración de Santa Catalina avanza a buen ritmo.-
Como queremos señalar cosas positivas -y ya nos gustaría que fuesen más- volvemos a aplaudir (ya lo hicimos en el Boletín nº 6) la buena marcha de las obras de restauración y rehabilitación de la antigua parroquia de Santa Catalina.
Aquí avanzamos en la buena dirección. Nos gustaría poder decir lo mismo de otros Monumentos (La Chanca, el Castillo, la Muralla, el claustro del ex-Convento de Mínimos, los Molinos...) y del Conjunto Histórico en general, pero de esto no hay nada por ahora. Solo nos cabe esperar que cuando la restaurada Iglesia de Santa Catalina se abra al público, como equipamiento cultural, nuestros gobernantes se den cuenta de lo importante que es para un pueblo turístico como Conil, tener arreglados sus monumentos y puestos en valor y uso sus espacios más emblemáticos. A lo mejor, entonces, empiezan a ver cosas que ahora no ven, todavía. Confiemos, también, que empiecen a ver pronto, porque de lo contrario, quedará poco patrimonio que conservar y restaurar.

cerrar