BREVES

 

 

NOS PREOCUPA ...

  

-La postura negativa de la Consejería en relación con Castilnovo.- La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía reconoce que El Prado-Castilnovo tiene innegables valores paisajísticos pero sigue sin reconocer sus valores naturales y culturales. LA LAJA inició la movilización por salvar este espacio, ha explicado en reiteradas ocasiones sus valores, se ha sumado a la iniciativa del Ayuntamiento de Conil por incrementar su protección y sigue sin entender la posición de la Junta, que argumenta que la protección urbanística actual (Espacio litoral de Especial protección paisajística) es suficiente, dejando en manos municipales la cuestión. A fines de 2006, LA LAJA escribió a la Consejera instándole a que rectifique, pero también a la Ministra de Medio Ambiente, animándola a que persevere en su política de compra de espacios litorales valiosos. La compra de los 2.300.000 m2 de Castilnovo por el Estado, no a los precios del mercado especulativo de la construcción sino a precio de suelo agropecuario protegido, o su expropiación, para evitar el asalto del ladrillo y el cemento, es vital para Conil y para todo el litoral suratlántico de Cádiz.

 

-La persistente destrucción del patrimonio edificado de Conil.- En todos nuestros Boletines tenemos que hablar de lo mismo, pero la destrucción continúa, con PEPRICH en marcha o sin él. ¿De qué sirvió el Bando de la Alcaldía, diciendo que se extremaría la vigilancia urbanística en el Conjunto Histórico?. Se siguen derribando casas valiosas (casa nº 12 en Plaza de España), se interviene sin licencia sobre elementos singulares (casa nº 1 en Calle Cádiz) y hasta se ponen ladrillos encima de la Muralla de Conil, declarada Monumento desde 1949.

¿Monumentos, elementos singulares, edificios valiosos?. El Ayuntamiento responde que no tiene competencias en la conservación y la Delegación de Cultura de Cádiz no estudia los proyectos de obras mayores o menores que se le presentan. Su incompetencia es total y, en los últimos años, lo aprueba todo. LA LAJA es una asociación conservacionista pero no es la policía. ¿Dónde están el concejal de urbanismo, los técnicos municipales, la policía local o los inspectores de Cultura? Las administración -regional, provincial y local- debe saber que las leyes de patrimonio obligan a todos a velar y a tutelar nuestro legado histórico, al margen de las competencias específicas de cada cual .  

Ladrillos sobre la muralla

-El freno dado al PEPRICH de Conil.- El Plan Especial del Conjunto Histórico de Conil (PEPRICH) está parado desde hace un año. El Plan se declaró “urgente”, pero por encima del interés general está el interés electoral del partido gobernante, Izquierda Unida, que no quiere perder votos. En realidad, el Avance del PEPRICH es tan malo que no tendrían nada que temer de él, pues permite –en su estado actual- todo tipo de obras sobre el patrimonio edificado y la implantación de arquitecturas “modernas” que alterarán gravemente la fisonomía del Conjunto Histórico. En lugar de responder a las Sugerencias y propuestas de mejora presentadas, y concluir la Aprobación Inicial del documento, se está “negociando” con los afectados, es decir, los propietarios de inmuebles y solares. ¿Qué es lo que se quiere proteger, sólo sus intereses?. ¿Se tendrán en cuenta los intereses colectivos? La Chanca y Santa Catalina son importantes, sin duda, pero con ello no basta, ni mucho menos, para conservar la memoria y la identidad de Conil.  

 -La actuación de Costas en El Roqueo-Fuente del Gallo.- La Dirección General de Costas de Andalucía-Atlántico, a petición del Ayuntamiento de Conil, llevó a cabo en 2006 una actuación dura y agresiva con el medio natural en El Roqueo y Fuente del Gallo. Dicen que fue por seguridad, pero lo cierto es que las obras fueron más allá hasta dejarnos la playa irreconocible. Desde LA LAJA pensamos que no se puede alterar y desnaturalizar un paisaje litoral de esa manera: se arrasan y eliminan los salientes, se derrumban los cabos y se rellenan los golfos, se baja la cota de zonas elevadas, se tapan y llenan de piedras las cuevas, se sitúan al pie del acantilado rocas  enormes que no son de la zona, cambiando así la morfología de la playa, se arrasa la cornisa superior quitándole su vegetación y con ello consistencia, se coloca de arriba abajo una gran malla y se elimina el búnker del Roqueo,  un elemento apreciado y que formaba parte de la imagen característica de este lugar. Al acantilado sólo le falta una manita de cemento y pintura para la pérdida total de su geomorfología y naturaleza, que es dinámica y cambiante, como tantas e interesantes zonas del litoral gaditano (Calas de Roche, Acantilado de los Caños de Meca…).

Hasta que no se ha construido en el Chan el Hotel Garbí Costa de la Luz, los acantilados han estado “vivos” a los ojos de los paseantes durante muchísimos años, sin suponer ningún problema que pudiera caer alguna piedra o se produjera con los temporales de invierno un derrumbe. Además, entendemos que esta actuación, en un sitio tan singular de Conil, no puede llevarse a cabo a espaldas de los ciudadanos. El proyecto “de urgencia” no pasó por ninguna exposición o debate público y sólo lo conocimos cuando se estaba desarrollando. A LA LAJA, como a tantos ciudadanos que ven que le cambian “su playa” de la noche a la mañana, no nos quedó otra opción que la protesta.

-La ampliación ilegal en altura del Restaurante “El Roqueo”.- El 14 de junio de 2006, LA LAJA denunció ante el Ayuntamiento de Conil que sobre el Restaurante “El Roqueo”, ubicado según el PGOU en zona destinada a Parques y Jardines (espacios libres), se estaba levantando una segunda planta. Y que en otras zonas de espacios libres, dentro de la Unidad de Ejecución LC-2 “La Palmera”, se estaba construyendo también ilegalmente. Solicitamos la paralización de las obras y aportamos dos planos del PGOU de Conil, para justificar nuestra petición. Las obras se paralizaron inicialmente, pero aprovechando la tranquilidad invernal del paraje, se concluyeron con total impunidad. Suponemos que el Ayuntamiento y su concejal de Urbanismo habrán pensado que este “equipamiento de restauración” es de interés general, y que para espacio libre... ya está la playa. ¿Revertirán en beneficio del pueblo los suculentos dineros que este negocio va a generar en verano?

 

-La limpieza iniciada en el Monte Público.- Se están llevando a cabo diversas labores en el M.P. Unas son de podas y aclareos en zonas no incendiadas y estaban previstas y contratadas antes de los incendios del verano. De estos trabajos se están extrayendo toneladas de madera cuyos beneficios económicos, como indica la Ley Forestal de Andalucía, han de ser reinvertidos en el propio M. P.. LA LAJA hará un seguimiento cuidadoso de estas cuentas. Son podas y aclareos que en muchos casos parecen excesivas, con cortas de pies valiosos y fuertes y con separación de los restantes de más de 15 m. Si lo que se pretende es conseguir riqueza maderera, engrosamiento de los pies, abundancia de piñas, mejoras en la calidad del piñón o algo así, se podría entender. Pero si lo que queremos es “que el monte cumpla funciones de hábitat para la vida silvestre, contribuya a la producción de aire y agua de calidad, proporcione recreo y paisaje y preserve la biodiversidad, como exige una sociedad moderna” (cita de José Guirado, Director General de Gestión del Medio Natural, de la Consejería de M.A. de la Junta de Andalucía), no entendemos para nada qué están haciendo la Consejería y el Ayuntamiento.

-Los planes para la zona incendiada.-  Después de reunirnos con responsables políticos y técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, nuestra preocupación sobre la zona incendiada crece. Solo se hará un cerramiento parcial; en la zona más conflictiva por la abundancia de “enclavados” no se hará cerramiento. Se instalará alguna cancela, pero permanecerá abierta y no limitará la circulación, se aclararán, aún más, los entornos de pistas y carreteras, se sacará todo lo quemado y se dejará el terreno tal como está para observar la regeneración natural. En LA LAJA estamos seguros de que la regeneración arbustiva será real, de hecho ya ha comenzado, pero la arbórea será casi imposible en los dos años de “no actuación” que prevén. Nos tememos, que al cabo de ese tiempo, lo que encontremos serán casas, apartamentos … y poco bosque.

-La continua conversión de lo que debería ser un bosque de pino piñonero en una zona residencial arbolada.- Lo que va quedando de Monte Público de la Dehesa de Roche, cada vez se parece menos a un bosque. Ahora se le vuelve a hacer otra “calle”. Se trata del carril de Los Ramirez; antes era un carril forestal en una zona boscosa, ahora va a ser una cosa intermedia entre carretera y calle. Se ha ensanchado, rellenado y se va a asfaltar. Todo con la consiguiente corta de pinos, buenos pies, con la entrada en el pinar de camiones y maquinaria pesada, con el establecimiento de cunetas y con el aclareo arbóreo y arbustivo que necesita el entorno de una vía para circular con velocidad. …Y todavía hay algún estultus que piensa que la culpa de los incendios del verano ha sido de los de LA LAJA o los ecologistas.

-Los vertidos ilegales que no cesan; de nuevo la laguna del Majotín.- Hace más de un año LA LAJA denunció los vertidos de todo tipo de materiales que se estaban produciendo en la Laguna del Majotín. A raiz de esto, el Ayuntamiento cerró la entrada a la laguna y prohibió el vertido. Pero no sabemos por qué ahora entran con total tranquilidad camiones con toneladas de escombros, tierras, restos de derribos, etc. ¿Es que ha cambiado alguna ley sobre residuos o es que el Ayuntamiento se desobedece a sí mismo?. Resulta escandaloso que las leyes y normas en Conil se cumplan tan escasamente en cantidad y duración. Las filas de camiones vertiendo en el Majotín no pueden suponer más que un consentimiento municipal y ya los jueces están empezando (ya era hora) a juzgar a responsables políticos y técnicos por prevaricación.

-El “desarrollismo” en Conil.- El “boom” turístico iniciado en los 90 ha sido como un viento de “levante”, que ha liquidado una parte del patrimonio edificado. Durante los últimos años la norma ha sido la construcción de vivienda libre, para especulación o segunda residencia, una enorme cantidad de viviendas innecesarias, y la ciudad ha crecido hasta duplicarse sin contraprestaciones en equipamientos (espacios verdes, plazas, aparcamientos...). La gente corriente no ha podido ni comprar ni alquilar viviendas. A este respecto, el presidente de los arquitectos de España, Carlos Hernández-Pezzi, señalaba recientemente que en nuestro país hay una sobreoferta de unos tres millones de viviendas y que, paradójicamente, asistimos “al ridículo de que las viviendas públicas se entreguen por sorteo”, sorteos que están cubriendo entre un 3 y un 5% de la demanda de vivienda subvencionada...

El desmesurado consumo de combustibles fósiles, de agua y la urbanización desproporcionada son hoy los indicadores más claros de insostenibilidad. Estamos poniendo nuestro “granito de arena” para el cambio climático global.  El primer objetivo del Plan Estratégico de Conil (2002-2012) era “crecer en función de los recursos”, pero seguimos dilapidando energía, agua, paisaje, litoral... y el equipo de Gobierno presenta a nuestro pueblo como un “modelo” urbanístico y de “sensibilidad” ambiental en las Ferias nacionales e internacionales de Turismo. ¿Por el descontrol edificatorio en el campo?. ¿Por la proliferación de vertidos y de escombreras? ¿Por la “indisciplina” urbanística imperante? ¿Por el PGOU, varias veces suspendido?. 

-El olvido del Patrimonio Arqueológico.- Hace ya años que venimos pidiendo al Ayuntamiento de Conil la elaboración de una Carta Arqueológica del término. Este trabajo vale comparativamente poco dinero, apenas unos miles de euros, lo que no supondría nada frente a los cuarenta millones de euros que suman los presupuestos del Ayuntamiento de Conil y de ROSAM. El objetivo es claro: preservar nuestro rico patrimonio arqueológico, más de treinta yacimientos conocidos y otros que aún  desconocemos, de la depredación urbanística. El Ayuntamiento se comprometió con LA LAJA, verbalmente, en solicitar la Carta Arqueológica, pero todavía seguimos esperando...

-Que los parques se conviertan en edificios 

Uno de los pocos parques que hay en Conil se va a convertir en el edificio de la nueva Jefatura de la Policía Municipal. Todos somos conscientes de la necesidad de unas nuevas dependencias para Policía Municipal, pero lo que nadie se podía imaginar es que fuera a edificarse sobre uno de los pocos parques públicos de que dispone Conil. Nos equivocamos; como solemos equivocarnos cuando pensamos que no es posible que un ayuntamiento que se dice de izquierdas, sensible y verde, cometa semejantes barbaridades.

-La ciudad difusa (Antonio Roldán, “La Frontera·, octubre 2003).-  “Son muchas las viviendas que se construyen en suelo no urbanizable de manera ilegal, que están hipotecando el futuro desarrollo de nuestro pueblo... Tradicionalmente se han construido las viviendas para vivir... pero ya no es así, se abusa, se construyen segundas residencias y grandes casas para el más puro negocio... Las consecuencias son nefastas: pérdida de suelo agrícola, contaminación y agotamiento del acuífero, caminos estrechos y mal diseñados, más costosos servicios, densidad de la movilidad a través de vehículos, no ingresos en la Hacienda municipal y sí exigencia al Ayuntamiento de servicios, etc.... Ya no hay razones ni excusas para que se siga destruyendo el diseminado, con construcciones ilegales, segundas y terceras viviendas. Ya no podemos asistir con silencio cómplice a esta situación insorportable e insostenible. No podemos construir una ciudad difusa, sin límites en el territorio, que consuma suelo permanentemente, costosa y con mala calidad de vida.”.

   Sr. Alcalde: estas palabras las escribió usted poco después de las elecciones municipales de 2003. En los últimos cuatro años, el diseminado ilegal se ha multiplicado (la Vigía, el Pradillo, el Monte Público...). ¿Volverá usted a “sermonear”, si gana en 2007?

. . . Y PARECE DESPERTAR

 

-El anteproyecto de Plan de Conservación y Uso Público de Castilnovo.- Durante el otoño de 2006, LA LAJA elaboró, a petición del Ayuntamiento de Conil, un plan para Castilnovo, que entregamos en diciembre e hicimos público en rueda de prensa en enero de 2007. Nuestro objetivo fue dar ideas para ordenar y  regular el uso público de este espacio, mostrar sus valores naturales, paisajísticos y culturales, implicando a los conileños en su conservación, y fomentar los usos educativos, científicos y recreativos en esta zona privilegiada de nuestra costa. 

El plan propone, entre otras cosas,  la restauración y rehabilitación del Cortijo del Prado, al objeto de convertirlo en un Centro de Interpretación del litoral y equipamiento para talleres, la recuperación de las Salinas, la restauración y excavación de la torre-fortaleza de Castilnovo, la creación de un pequeño Observatorio de aves, la señalización de Senderos, la conservación de los antiguos Pozos... y el mantenimiento de sus usos agropecuarios actuales, prohibiendo la circulación de vehículos a motor no autorizados, los establecimientos turísticos o las instalaciones deportivas y actividades como la caza. Patrimonio natural y cultural se dan la mano en este anteproyecto de Plan, que tiene un objetivo muy claro: la conservación de este magnífico espacio, incrementando su protección con la declaración de Paraje Natural, para disfrute de las generaciones presentes y futuras.

 -La Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Cádiz.- La Fiscalía está iniciando actuaciones tendentes a frenar el descontrol de edificaciones ilegales en nuestra provincia. Los fiscales, los jueces, el Defensor del Pueblo y hasta los arquitectos de prestigio están señalando el camino. Carlos Hernández-Pezzi, presidente de los arquitectos de España, señalaba en entrevista reciente en EL PAÍS (18 diciembre 2006)  que “hay que acabar de entrada con la idea de que los derribos suponen un alto coste social; lo que es un coste social es la construcción que estamos consintiendo y no se puede acostumbrar a la gente a que se puede hacer cualquier cosa”. El Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo de Cádiz está tomando ya cartas en el asunto, consiguiendo que los jueces den órdenes de derribo en los términos de Tarifa, Vejer, Chiclana o Puerto de Santa María. ¿Cuándo le llegará el turno a Conil?. Porque aquí la situación no es mejor,  con más de quinientas viviendas dentro del Monte Público y decenas de ellas dentro de la Servidumbre de Protección o usurpando cañadas, veredas y otros espacios públicos.

 -La Chanca y sus futuros usos.- En la actualidad, el Proyecto de ordenación de La Chanca está siendo redactado por el arquitecto D. Francisco Torres, ganador del concurso de ideas. Se trata de restaurar y dar uso cultural a la vieja fábrica de salazones, al objeto de convertirla en referente y símbolo de identidad de Conil, y suplir la deficiente dotación cultural de nuestro municipio. Vamos a ganar mucho en equipamientos (Museo de las Almadrabas, Archivo Histórico, Sala de Conferencias, Biblioteca...), pero ¡cuidado!: la Chanca no debe convertirse en un “contenedor” de todos los equipamientos culturales que faltan (ludoteca, espacio de iniciativas, oficinas...), pues en ella no cabe todo, y si la forzamos podemos llegar a desvirtuarla. La restauración debe ser “respetuosa”, y no “obra de autor” que la desfigure, y los usos deben evitar la “saturación” de los espacios. Sus 7.500 m2 dan para mucho, pero no para más, y ya tenemos en Conil muchos ejemplos de bienes culturales a los que un uso intensivo ha desfigurado (Castillo, Convento de Mínimos, Misericordia...). 

Por otra parte, el Ayuntamiento de Conil ha solicitado a LA LAJA colaboración en la elaboración del futuro proyecto de Museo de las Almadrabas, al que aportaremos gustosos nuestras ideas, recomendaciones y puntos de vista.

-La planificación comarcal.- Tras la aprobación del POTA (Plan de Ordenación Territorial de Andalucía), se han reactivado los planes de ordenación comarcales o subregionales, entre ellos el de la Janda. Los ocho municipios jandeños y otros dos del Campo de Gibraltar (Castellar y Jimena) han firmado con la Consejería de Obras Públicas de la Junta y la Diputación de Cádiz un protocolo inicial para la elaboración de dicho plan. La idea es tenerlo aprobado para 2.010-11, buscando un desarrollo ordenado y armónico que evite el urbanismo desaforado y la presión del ladrillo. Esperemos que el resultado sea positivo. Pero ya se ha empezado mal, pues se quiere esperar a que todos los municipios citados tengan aprobado sus PGOUs, cuando lo primero debería ser el Plan comarcal y, luego, los planes locales, adaptados a él. ¿Existe verdadera voluntad de ordenar, o son solo fuegos de artificio?

cerrar