ORQUÍDEAS DEL LITORAL DE LA JANDA

 Paco Marín Cebada

 Aficionado a la botánica

   Imagen tomada de la "Guía de las Orquídeas de España y Europa" de P. Delforge. Lynx Ediciones

 

Introdución

¿Orquídeas aquí? ¿Estas flores no salen sólo en las zonas tropicales? Es una de las preguntas más comunes que me hacen cuando hablo de este tema que es una de mis pasiones. Nuestras orquídeas no son en efecto, tan vistosas ni tan espectaculares como las del trópico, esas que podemos ver en floristerías y en viveros especializados; pero las nuestras son tan orquídeas como ésas. Son algunas de las cuarenta mil especies que existen en el mundo y están catalogadas por los taxónomos.

 

Descripción anatómica de las orquídeas

Presentan pequeñas raíces filamentosas. Sobre ellas tienen un tallo subterráneo o rizoma que, a su vez, emite otros tallos. En la época de la floración se forman pequeños tubérculos (a los que coloquialmente se les llama bulbos) que pueden ser numerosos.  

El tallo es único y recto, sin ramificaciones.

Las hojas son enteras y paralelinervias. Se agrupan en la base del tallo en forma de roseta basal, pero también pueden repartirse por el tallo, hojas caulinares que pueden presentarse en número indeterminado. Las superiores son muy pequeñas.

Las flores de las orquídeas se creen una evolución de las flores de los lirios; como ellas son flores trímeras (todos sus elementos son tres o múltiplos de tres), pero las orquídeas presentan adaptaciones peculiares encaminadas al éxito de su polinización. En vez de tener tres pétalos en simetría radiada, tienen dos simétricos bilateralmente y otro muy distinto y desarrollado que se llama “labelo” y que se especializa para atraer insectos. Igual ocurre con los sépalos, de los que se desarrollan dos simétricos. En vez de tener, como los lirios, tres estambres y un pistilo con tres compartimentos, las orquídeas los presentan soldados en una pieza llamada “ginostemo”, que está en línea con el labelo marcando una clara simetría bilateral.

Las inflorescencias (conjunto de flores de un mismo tallo) son en espiga o racimo; su densidad de flores disminuye a medida que avanza la floración. Suelen estar acompañadas por pequeñas brácteas que nacen en la base de la inflorescencia y que pueden ser coloreadas o verdes

 

Curiosidades

Si te sorprende el gran número de especies que tiene esta familia, es debido a que está en plena evolución. Están presentes en todo tipo de ecosistemas: desiertos, trópicos, zonas templadas… menos en el continente antártico. En su proceso evolutivo son sorprendentes  los  métodos que desarrollan para atraer insectos que a la vez utilizan para expandir su polen y con él su presencia genética para fortalecer la especie. Por poner un ejemplo, sabemos de una orquídea del género Ophrys que ha transformado su morfología y la tonalidad de sus colores para atraer a unos insectos distintos a los que solía usar, ya que estos últimos son más numerosos y por tanto         

Más seguros que los primeros. Igualmente sorprendente es su sistema de germinación: para que sus diminutas semillas germinen es necesaria la colaboración del hongo microscópico Rhizoctonia que se encuentra en el subsuelo y que las nutre de azúcares, minerales…necesarios para su desarrollo; este desarrollo dura entre tres y quince años según la especie.

En el transcurso de sus vidas, las orquídeas encuentran diversas amenazas que alteran su hábitat como son los herbicidas, abonos no orgánicos, pesticidas, etc.

Descripción de especies

 Nuestras orquídeas están incluidas en el grupo de las  Monocotiledóneas y a la vez en la familia de las que lleva su nombre: Orchis u orchidaceas. Y éstas, a su vez, se dividen en géneros y por último en especies, como en la clasificación de todos los seres vivos.

Hay que resaltar que se siguen descubriendo nuevas especies, no sólo en zonas tropicales donde es mayor su número, sino en nuestra zona templada.

A partir de ahora, voy a ir nombrando todas las especies que he podido localizar en nuestro litoral. También he querido destacar otras que he visto algo más en el interior, pero sospecho y es casi aseguro, que se podrían encontrar en el litoral si aquí no se hubiera producido  la destrucción  sistemática de su hábitat debido a la especulación urbanística y al crecimiento insostenible del turismo.

Comienzo con el género Serapia. Su nombre viene de Serapis, el dios egipcio de la fertilidad. Utiliza un segmento llamado “espolón”, con forma de tubo, que “parece” estar lleno de néctar; el insecto cae en el engaño y no encuentra lo que busca, pero se encuentra reconfortado por la temperatura -varios grados más alta que en el exterior- que encuentra dentro  y prefiere no salir.

   Comentamos ahora algunas de sus especies:

-La Serapia cordigera. Se caracteriza  por la forma de corazón que tiene su labelo, pétalo evolucionado. Suele brotar en terrenos de pinares y a plena luz.

-La Serapia parviflora, o  flor pequeña. Su labelo es reducido y con una desviación hacia el tallo. Brota en las mismas zonas que la anterior especie.

-La Serapia estrictiflora, o flor estrecha. Tiene un labelo algo más alargado que el anterior pero en dirección hacia abajo. Brota en las mismas zonas que las anteriores especies.

serapia strictiflora

Orchis itálica

Ophrys lutea

 

El Género Spiranthes., como su nombre indica, presenta flores en forma de espiral. En nuestra zona sólo hay una especie, la Spiranthes spiralis, cuyas  flores son diminutas y forman una inflorescencia en forma de espiral. Su color es blanco con tonos verdes. Brota en pinares, en zonas umbrías. Es la última que florece, por los meses de septiembre y octubre. Esta orquídea no tiene espolón y el labelo es pequeño y corto.

El Género Gennaria, cuyo nombre está dedicado su nombre al botánico sardo P. Gennari. Sólo tiene una especie en toda Europa, la que florece en nuestra zona, la Gennaria diphylla o “flor de dos hojas”. Sus flores son diminutas, con un tono blanco-verdoso. Brota casi siempre bajo arbustos como el lentisco en los meses de la primavera.

El Género Epicpactis del que sólo hemos localizado la especie Epicpactis. helleborine. Su nombre viene del heléboro. Esta planta tiene unas hojas muy anchas y en la parte inferior de su tallo su inflorescencia es muy densa; sus flores tienen un tono blanco-verdoso.

Género Limodorum, del que sólo podemos destacar una especie: el Limodorum abortivum. cuyo nombre viene dado por la forma de sus hojas reducidas en pequeñas vainas. Toda la planta, incluida la flor, tiene un tono morado. Brota debajo de los pinos y lentiscos y se nutre de humus.

Género Orchis es el que presenta mayor número de especies. Entre ellas tenemos:

-La Orchis champagneuxii, que debe su nombre al botánico francés      que la descubrió. Tiene escasas flores, de tono rojizo y un gran espolón. Suele brotar bajo matorrales.

-La Orchis collina, planta igual de robusta que la anterior, con flores de tono verde oliva y con un espolón más ancho. Suelen brotar en terrenos más secos y empedrados.

-La Orchis antropophora, planta alta y de tono verdoso con una gran número de hojas en la base. Como su nombre indica, su labelo tiene forma humana.

-La Orchis italica que también tiene un labelo de forma humana, pero de un color más rojizo. En su base hay una gran roseta de hojas con ondulaciones. -La Orchis cónica, cuyas flores son algo más pequeñas que las anteriores, presentando su inflorescencia una forma cónica, de ahí su nombre. Sus flores son de color blanco manchado con puntitos rojos. Su labelo también tiene forma humana.

-La Orchis intacta, planta aún más pequeña que las anteriores, con inflorescencias muy densas y de tono verdoso. Sus flores son muy pequeñas.

El género Ophrys (del griego ophis, serpiente) es un género del que encontramos un considerable número de especies. Suelen brotar bajo pinares y sus arbustos. En este género encontramos las siguientes especies:

  -Ophrys fusca, que se caracteriza por el color negro de su labelo. Tiene como peculiaridad el ser unas de las primeras en brotar en el año, y son orquídeas comunes.

  -Ophrys lutea, muy parecida a la anterior en tamaño y robustez, pero con un labelo de color amarillo, a lo que debe su nombre. Su floración es algo posterior.

  -Ophrys spéculum caracterizada por la gran similitud de su labelo con las abejas a las que pretende atraer. Suele brotar bajo pinares, siendo muy frecuente en el Pinar de La Breña (Barbate). Es algo más pequeña y reducida que las anteriores.

  -Ophrys bombyliflora, que posee un pequeño labelo rechoncho y que suele brotar a plena luz y es de porte similar a la Op. Spéculum.

  -Ophrys tenthedinífera, que tiene flor y lábelo robustos y es de color amarillo pálido. Es muy común y suele brotar bajo pinares.

  -Ophry apífera, planta robusta, de entre 10 y 30 cm. Con inflorescencia numerosa que llega a 10 flores. Su labelo es de color marrón y de forma circular, similar a una avispa de la

que toma el nombre. Suelen brotar bajo pinares y a finales de primavera.

  -Ophrys scolopax, planta robusta y alargada, con labelo también marrón, pero más alargado, imitando a la becada. Suele brotar bajo pinares y en mitad de la primavera.

Ophrys apífera

Conclusiones

 

En este artículo he nombrado 20 especies en la franja costera que va desde Chiclana a Tarifa, de unos 80 km de largo y 3 de ancho. Estoy seguro de que en países como el Reino Unido y Alemania, encontraríamos menos especies. Esto no solo ocurre con las orquídeas, lo mismo podríamos decir con las Iris (lirios), Liliáceas (azucenas) y otras familias cosmopolitas. Por esta y otras razones, nuestro espacio litoral requiere una consideración y protección ambiental de primer rango. Y por esto, también hay que revisar la idea de progreso a base de destruir nuestras “pequeñas cosas” para construir nuestras “grandes barreras de hormigón”.

 

“Nos daremos cuenta de que el dinero no se come, cuando hayamos cortado el último árbol”

 (Proverbio indio)

Oprhys scolopax

Orchis anthropophora

Orchis intacta

cerrar