BREVES

 

 NOS PREOCUPA ...

  -El arroyo Olvera.- Hace un año aproximadamente, LA LAJA denunció ante el SEPRONA los vertidos ilegales que constructores de la localidad estaban realizando en el carril de Algarrobillos, invadiendo el arroyo Olvera. La Guardia Civil precintó la zona de vertidos y suponemos que el Ayuntamiento abrió expediente. Hoy, un año después, se han multiplicado los vertidos, rellenando de escombros y tierras de procedencias diversas los márgenes del arroyo y entubando  parte del mismo. Poco más arriba se vierten también toneladas de tierra, escombros y basuras en las traseras del Polígono Industrial de la Lobita. LA LAJA ha vuelto a solicitar la intervención de la Guardia Civil para poner freno a esta agresión a nuestro patrimonio natural, ante el desinterés del Ayuntamiento por el tema.

 

-Ya son tres las ocasiones en que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha manifestado que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Conil está suspendido, ante la supuesta incomprensión del Concejal de Urbanismo.-  El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) declaró nulo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Conil en sentencia de 16 de septiembre de 2003. Dicha sentencia quedó en suspenso porque la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Conil interpusieron recurso de casación ante el Tribunal Supremo, recurso que fue retirado a comienzos de 2004.  El 15 de octubre de 2004, por segunda vez, el alto tribunal reiteró la primitiva sentencia y el Ayuntamiento, que parece no aprender la lección, interpuso de nuevo –ahora en solitario- recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Es decir, no se enteraba  de que la Junta daba marcha atrás porque reconocía que carecía de razón, aunque hiciese otras interpretaciones ante la prensa.

 Ante esta grave situación el Ayuntamiento optó por la huida hacia delante, ignorando las consideraciones del Alto Tribunal, y mucho nos tememos que también haya iniciado negociaciones con los propietarios de El Prado, que fueron los que recurrieron en esta ocasión. A pesar de las advertencias que LA LAJA formuló, el Ayuntamiento siguió manifestando que el PGOU estaba aprobado y vigente, en un alarde, no sabemos, si de ignorancia o de soberbia.

 A mediados del mes de marzo, en plena Semana Santa del 2005, hemos conocido que, de nuevo, un Tribunal de Justicia tiene que dejar claro que el PGOU de Conil no está aprobado. En esta ocasión el dictamen judicial lo desencadena el recurso de un ciudadano de Conil ante la construcción de la circunvalación del pueblo que proyectaba el susodicho PGOU. No se entiende qué espera el Ayuntamiento para, de una vez por todas cumplir la ley y sacar al pueblo de la incertidumbre y confusión que vive en torno al planeamiento. En vez de pactos cómplices de silencio lo que hemos de hacer entre todos es, después de presentar al público un planeamiento correcto e integral, solicitar su definitiva aprobación a la Junta de Andalucía. La justicia ha podido hablar más alto pero no más claro.

 -El Parque eólico-marítimo de cabo Trafalgar.- A fines de 2004, nuestra Asociación se pronunció en Asamblea contra el macro-proyecto de construcción de más de 400 aerogeneradores en la zona. Estamos por la energía limpia, pero no a cualquier precio. Faltan estudios de impacto ambiental serios e independientes. Unas instalaciones como las que pretenden realizar varias empresas frente al cabo Trafalgar (sitio histórico, y no sólo por la Batalla) no tiene precedentes en Europa. Podría afectar negativamente a la fauna marina y a sus ricos fondos, generar un fuerte impacto visual (subjetivo, pero evidente) o dañar gravemente a la actividad pesquera, por citar algunos impactos que pudieran producirse. Mientras que no se demuestre lo contrario, LA LAJA estará en contra de dichos proyectos.

 -El desinterés por el Conjunto Histórico.-  Para el Ayuntamiento de Conil, el Plan Especial en elaboración no es más que un trámite. Un Plan Especial del Conjunto Histórico implica necesariamente una visión “integral” de la ciudad histórica que atañe a los monumentos y a las edificaciones en general (fachadas e interiores), a los espacios públicos (pavimentación de calles...), etc. Es por ello que no entendemos que con un Plan Especial en marcha sigan permitiéndose derribos y edificaciones de nueva planta en zonas sensibles del Conjunto Histórico (calle Velarde), pavimentaciones inadecuadas (chino lavado en barrios históricos), e incluso obras ilegales. Todo ello sin contar con las innumerables “pequeñas obras” que, con licencia o sin ella, se están produciendo ahora mismo -a lo largo, ancho y alto- en el Conjunto Histórico. A este respecto sólo pedimos dos cosas: seriedad y coherencia. 

-La desaparición del patrimonio arqueológico.-  Todavía no hay arqueólogo en el yacimiento de La Fontanilla, pero las obras de urbanización continúan. En El Pocito Blanco no lo hubo hasta que LA LAJA denunció a Cultura el expolio... Todos sabemos que por aquí y por allá, los “aficionados” al detector de metales siguen buscando moneditas y tesoros. Comprendemos que es difícil controlar a los expoliadores, pero creemos en la educación ciudadana. Los Bandos de la Alcaldía son muy necesarios, para esto y para otras muchas cosas.

 -La iglesia parroquial de Santa Catalina.- En diciembre de 2004, LA LAJA tuvo que denunciar las obras ilegales que se estaban ejecutando en dependencias parroquiales, sin control municipal ni de Cultura. Una cuadrilla de albañiles estaba sustituyendo viguerías en buen estado del siglo XVIII, picando y enfoscando paredes del XVI y alterando, como si se tratase de un chalet –igual que en la Misericordia- un edificio emblemático y valioso de nuestro patrimonio, que no es propiedad ni de la Parroquia ni del Ayuntamiento, sino de todos los Vecinos. Desde el despacho de la Alcaldía podía verse la barbaridad, pero ¿qué iba a hacer un Ayuntamiento que poco tiempo antes había hecho desaparecer lo que quedaba de la otra parte del claustro y otras dependencias del antiguo Convento?. Resulta verdaderamente triste que estemos en manos de analfabetos funcionales.                      

Claustro alto de la iglesia: su viguería ya no existe

 -“El coto de caza” de Roche.-  Desde LA LAJA lamentamos que algún político haya solicitado que de nuevo se vuelva a permitir la caza en lo que queda del monte público de la Dehesa de Roche. Hace ya dos años que la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente la prohibió. Esta prohibición no fue una decisión “caprichosa” sino que se basó en la declaración del pinar citado como Lugar de Interés Comunitario (LIC) en la Red Natura 2000 que desarrolla la Comunidad Europea. La declaración supone un reconocimiento de la necesidad de conservar el ecosistema del pinar con todos sus componentes; entre ellos hay que incluir los componentes bióticos de su fauna de conejos y aves sedentarias o migratorias. Por ello, la propuesta del Concejal de la Oposición es contraria a la normativa europea, además de indeseable.

-El acuífero de Conil.- La obra que lleva a cabo Fomento para la construcción de la Autovía han provocado un corte en el acuífero a la altura de Las Lagunetas. Resulta verdaderamente lamentable que una obra de esa envergadura se realice sin estudios previos, de impacto ambiental y geológico; igualmente lamentable es que el Ayuntamiento, que no se “entera” de lo que pasa en su término, tenga conocimiento de ello a través de un concejal de la Oposición, varios meses después. Todavía, a estas alturas, desconocemos la verdadera envergadura del desastre. ¿Se trata de un acuífero “colgado” o es el gran acuífero Puerto Real-Conil? ¿Cuántos litros diarios de agua se están perdiendo? La única solución posible es ahora embalsar el agua y devolverla mediante tuberías a la linde de las fincas.

-El mal uso de los recursos públicos.- La Concejalía de Juventud y Asuntos Sociales (¿y Medio Ambiente?) está en plena campaña de captación de jóvenes, a expensas del contribuyente. Quiere darse a conocer. Edita multitud de folletos, a todo color, encuestas, calendarios, que distribuye en institutos de la localidad con verdadera  generosidad. ¿Cuánto dinero cuestan? ¿Actividades en la naturaleza? No, la alternativa que se propone para la juventud es la danza del vientre... 

-La industria “rural”.- Un municipio que ha apostado por tener suelo industrial, y que para ello está realizando importantes inversiones, no debe permitir que sigan levantándose naves industriales en suelos no urbanizables, impunemente. El campo (?), ese gran perdedor, ve como no son sólo casas e invernaderos los que proliferan, sino también naves industriales, igualmente fuera de ordenación. Mientras, las demás se construyen en la Zorrera, como tiene que ser. 

Nave industrial, carril del Maestro (Monte Público)

 La proliferación incontrolada del Carpobrotus.- Conocida popularmente como “uña de león”, el Carpobrotus es una planta invasora y oportunista que compite por el suelo y el hábitat de nuestras plantas costeras autóctonas más valiosas. Su reproducción es muy rápida y eficaz, formando mantos impenetrables que dominan el espacio, los recursos nutritivos y el agua y que pone manifiestamente en peligro el nacimiento y crecimiento de las especies autóctonas de nuestro litoral. Por todo ello se hace necesario arrancarla y eliminarla de la costa. LA LAJA ya organizó en el mes de febrero de 2005 una actividad de arranque y limpieza de Carpobrotus en la playa de La Fontanilla, y vuelve a reclamar desde aquí a los poderes públicos y privados una actuación sensible y decidida que evite su implantación y que proteja nuestra rica franja litoral.
Febrero de 2005, arranque de “uña de león” en La Fontanilla

 -La página web del Ayuntamiento.- Parece una página publicitaria. En ella aparece publicidad de gran número de hoteles, con su correspondiente web de enlace, bares de copas a montones... pero la sección de Asociaciones Culturales, que está creada, sigue en blanco. ¿Todavía no se han enterado de que existe LA LAJA?; por si acaso, les damos nuestros datos: Teléfono 627278476, correo electrónico info@lalaja.org y nuestro dominio www.lalaja.org .Aunque este tipo de asociaciones, de defensa del Patrimonio natural y cultural, no interesen mucho al Ayuntamiento de Conil, seguro que interesan, y mucho, a una parte de los conileños y forasteros.

-El agua de coco.- Conil ha apostado por la creación de empleo orientada casi exclusivamente al sector de la construcción y la hostelería. La juventud está cada vez más quemada de trabajar en un sector en el que se siente explotada y en donde la temporalidad y la incertidumbre se imponen como futuro de trabajo. En nuestra región la tasa de temporalidad es del 44,5%, la mayor de España y muy superior (casi cuatro veces) a la media europea. No caigamos en la trampa de los que nos quieren hacer creer que el hombre es capaz de subsistir sólo con “agua de coco”.

-El nacionalismo conileño.- Conil está embarcado en una expansión turística sin precedentes y no se admiten críticas: estás a favor o “contra el desarrollo de Conil”. Tras la primera suspensión del PGOU (asunto Roche), la oposición municipal llegó a pedir dimisiones; con la segunda suspensión del PGOU (asunto El Prado) se produjo un incomprensible respaldo a la gestión, en aras del “interés colectivo”. Con la tercera suspensión (asunto Ronda Norte), la Junta de Portavoces municipales decretó el silencio: “sin comentarios”. Todos hacen piña, cuestión de Estado. ¿No se dan cuenta de que las dos sentencias suspendiendo el planeamiento y la última suspensión cautelar de  obras obedecen a lo mismo: mala gestión, opacidad y falta de exposición pública?. ¿Dónde está la Oposición? 

Alarma sanitaria: excesiva mortalidad en las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva. Hace un par de años se ha realizado un estudio sobre la distribución de muertes en España. Dicho informe, que ya ha sido publicado en reputadas revistas científicas, arroja una sorprendente y alarmante conclusión para los vecinos de Conil: en las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva, que acogen tan sólo al ocho por ciento de la población  nacional, se produce sin embargo hasta un tercio del conjunto de los fallecimientos anuales. Pico tan elevado de mortalidad no puede ser explicado en términos de azar y exige una urgente investigación. Los fallecimientos se deben a causas tan diversas como enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón o diabetes. Y aunque los científicos autores del estudio, de naturaleza estadística esencialmente, no encuentran las razones de tan elevada mortalidad, parecen decantarse por causas de tipo ambiental. Cita expresamente como focos de peligrosa contaminación las industrias de construcción naval de la Bahía de Cádiz o la industria petroquímica de Algeciras; Conil está entre ambos. Los expertos instan a que se prime sanitariamente a estas provincias y  LA LAJA va más allá: exigimos una investigación seria de las causas y soluciones que vayan a la raíz del problema. Ya lo dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

-El diseminado rural que no cesa.- En su Boletín nº 4, LA LAJA quiso llamar la atención sobre el espectacular crecimiento desordenado e incontrolado de la construcción en el campo de Conil. Apenas un año más tarde, el problema sigue sin abordarse y claramente se ha agravado: las casas ilegales proliferan como setas, en muchas parcelas los ladrillos esperan, apilados, su turno, y así, a golpe de hecho consumado, las huertas siguen desapareciendo, los paisajes se siguen modificando, por no hablar de los vertidos de escombros que salpican cualquier carril de cualquier esquina del término. Y todo ello contando con la permisividad y consentimiento de la autoridad. Hace más o menos un año el Ayuntamiento editó para sus ciudadanos un tríptico aleccionador:
Vertidos y proliferación de casas en El Pradillo

Nuevos colores en el campo

... y sigue.             

 “Tu Ayuntamiento te informa  sobre las edificaciones en suelo no urbanizable”. Puede que informara pero, desde luego, ni obligaba ni sanciona. Ante esta realidad no podemos dejar de preguntarnos: ¿Cuándo va el Ayuntamiento de Conil a cumplir y a hacer cumplir las leyes vigentes –LOUA/2004-? ¿Hasta cuando la hipocresía, el doble lenguaje de sus responsables públicos? ¿Hasta cuando van a seguir mirando para otro lado?  

En Chiclana, que no es ningún modelo (a seguir) de desarrollo turístico, está iniciándose la colaboración con el Registro para frenar la construcción ilegal; en Vejer se ha redactado un Plan Especial para El Palmar; y hasta en Barbate se están tomando más en serio la apertura de expedientes urbanísticos (destinando guardias municipales a la vigilancia del campo). ¿Qué pasa en Conil? LA LAJA denuncia una vez más el desprecio absoluto por el territorio y por la legalidad, que son de todos y para todos.

 -La punta del iceberg.- El municipalismo, mal entendido, está en el origen de muchos males. La culpa la tienen sin duda la Junta o el Estado, por haber permitido la redacción de PGOUs sin un planeamiento regional o comarcal previo que hiciese una primera Ordenación del Territorio. El Segundo Informe de Sostenibilidad de Andalucía ha vuelto a llamar la atención sobre este grave problema. Y es que estamos asistiendo a un auténtico “renacimiento del urbanismo”, donde proliferan nuevos Albertis y Palladios “de campo”, que planean negociando sobre intereses y expectativas privadas (hoy por ti, mañana por mí), sin capacidad para defender el patrimonio común ni el interés colectivo... Está apareciendo la Corrupción. Los municipios que incumplen de manera sistemática la legalidad urbanística ya no están sólo en Málaga, sino que empiezan a proliferar en Cádiz (Sanlúcar, El Puerto, Barbate o  La Línea), según La Junta de Andalucía. Pero esto es sólo la punta del iceberg. Mientras, el triunfante  “modelo Chiclana” se impone a los colores políticos. Todos están en lo mismo: el ladrillo... ¿Zonas saturadas o en proceso? Poderoso caballero es Don Dinero...  

-¿Hoteles ecológicos o billetes verdes?. Nuestros ayuntamientos manejan a su conveniencia criterios económicos y medioambientales, incurriendo en graves contradicciones. Claro ejemplo es el razonamiento que utilizan para defender la instalación de grandes superficies hoteleras, o la creación de un aeropuerto en el Parque Natural de los Alcornocales,  primando siempre la creación de puestos de trabajo a la conservación de la naturaleza. En cambio, para oponerse a otros proyectos, como los de energía eólica en el mar de Trafalgar, manejan criterios medio-ambientales. Las empresas siempre hablan de lo mismo: creación de miles de puestos de trabajo. Seamos un poco coherentes y no caigamos en la hipocresía del “doble rasero”. ¿Hoteles ecológicos o billetes verdes?

 -La cala del Áspero.- ¡SE VE! Si señor, se ve. El hotel que se está levantando en la Cala del Áspero se ve. Asoma sobre los enebros y los pinos, por detrás de la Cala del Aceite. Otro hotel ecológico, con foto del Alcalde en la prensa, para la eternidad. ¿Lo más impactante? Pues que sea el primer hotel de la cadena Confortel perteneciente a la ONCE que se levanta en la provincia de Cádiz. Y digo impactante porque lo es que una fundación que aboga tanto por la sensibilidad hacia los más débiles y desprotegidos, carezca de ese espíritu con el medio ambiente, aunque no haya sido ella la constructora. Allí se ha destrozado uno de los brezales más bonitos que había en Roche, construyendo casi a pie de acantilado y rompiendo el entorno natural. Nos llama la atención que tan digna asociación, la ONCE, esté participando en estos “actos vandálicos”. Esperábamos de ellos más poesía.... Tal vez fue ésta la razón por la que se decidió adquirir el inmueble  en tan hermoso paraje, sin ver lo que allí había. Tal vez fue la razón por la que optaron por el lugar, obsesionados con las vistas... Las vistas al mar.... Que si no hay pena mayor que ser ciego en Granada, más grande es la desgracia de ver la naturaleza destrozada. Estén orgullosos porque se ve. Sí señor, se ve. El Hotel se ve, sépanlo por si ustedes no pueden verlo. Canturreo una hermosa melodía... “Mirando al mar soñé...” 

Nuevo Hotel en la cala del Áspero, 400 ó 500 plazas má

-La mitificación ñoña.- Nos ha llamado la atención uno de los carteles que se proponen para la Romería de San Sebastián. Se observa la escena a través de una chumbera o tuna. La idea nos gusta. Se aprecia el valor natural del festejo y se pretende resaltar la belleza de algo que paradójicamente va sustituyéndose en todas partes por vallados de cemento. ¿Se guardará el cartel y se expondrá dentro de 30 años en una sala para decir qué bonito era entonces el campo? Estamos a tiempo de evitar que algo tan simple, integrado y práctico como una Tuna pase también a rellenar el baúl de los recuerdos.

-La construcción del Plan Parcial de El Chan. En la zona de El Chan se ejecuta un proyecto de urbanización  que motivó una alegación de LA LAJA basada en las siguientes peticiones: a) Se respete la Servidumbre de Protección del DPMT y no se compute para la edificabilidad; b) Se respete la Vía Pecuaria Vereda de Cádiz o se busque un espacio similar para los usos que esa Vía demanda; c) Se eviten plantas exóticas e instalaciones innecesarias en el borde del acantilado; d) Se mantenga el uso hotelero y no de aparta-hotel.

Ahora que la construcción avanza, hemos comprobado que las enormes cantidades de materiales extraídos para cimientos y sótanos se han depositado directamente en el borde litoral, en la Servidumbre de protección del DPMT. Este depósito supone una degradación para la vegetación autóctona que pueda subsistir y un vertido doblemente ilegal, por depositarse en sitio no permitido, que tiene como función la protección del Dominio Público. Por si fuera poco usurpa y borra el trazado de una vía pecuaria, también pública.

 Por otro lado, la construcción es un perfecto muro que ha llegado a tener más altura de la permitida, de dos plantas sobre un bajo. En una gran parte del nuevo Hotel Garbi -Costa de la Luz se construyen hasta CUATRO PLANTAS.

-Nos siguen preocupando las motos a cuatro ruedas.- Desde que el Campo del Sueco se empezó a urbanizar, los Quads y motos se quedaron sin territorio “motero”, sin pistas donde poder hacer sus “piruetas”. Por “fortuna” han encontrado otro: la loma de la Fontanilla. Cerca del Roqueo, los “caminos” abiertos son cada vez son más y de mayor anchura. La vegetación está siendo destruida. La verticalidad de la “Pista” suma emoción... Con las últimas lluvias parte del terreno se ha deslizado. Las autoridades, pasan, ven, y continúan... con su trabajo... Delante de las narices de los “aficionados” y de las mÍas... ¿Dónde está la policía local?

 -El merendero de la Atalaya.- El merendero-bar ubicado en el Parque Público de la Atalaya está funcionando como Restaurante. Ya lo advertimos en su día. Si hay unas bases que cumplir, queremos que se cumplan. No podemos consentir que concesiones que se hacen para lugares públicos terminen siendo zonas “reservadas” de carácter inminentemente privado. El carácter público debe prevalecer. En las bases se habla de un inspector destinado a controlar... ¿Quién es la persona designada? Ya en la “Fontanilla” no es posible tomar un café, pues El “restaurante” comienza a dar cenas desde las seis de la tarde....

-Los impactos visuales.- Camino del Palmar, tras cruzar el río Salado, a la izquierda, ha aparecido de pronto una nave industrial. Suponemos que para uso agrícola, como debe corresponder a la calificación del terreno como espacio agrícola, forestal y ganadero en el PGOU de Conil. Estas naves de prefafricados y chapas no son desde luego lo que quisiéramos para esa zona privilegiada de nuestro litoral, y esperamos que la Autoridad obre en consecuencia y tome las cautelas oportunas para preservar algo tan simple y frágil como es el paisaje. Alguna sensibilidad debe quedarle, si no la gastó toda en diseñar el cartel contra el impacto visual de los molinillos en el mar de Trafalgar...  Aunque la construcción de la Piñita (cajitas de zapato con cochera, vistas y quizá olores) ya nos está indicando cómo se quiere “rematar la faena”...  Qué barbaridad!

-El fracaso de la “democracia litoral”.- Los expertos van coincidiendo cada vez más en una cosa: los ayuntamientos democráticos no han sabido ni saben gestionar sus recursos naturales y culturales, ni la Junta ha sabido cumplir con su función de inspección y control, ni definir a grandes rasgos la ordenación territorial. A día de hoy, en los municipios costeros no va habiendo otras solución que poner orden en los enormes (a veces caóticos) desarrollos actuales (diseminado rural, hoteles en primera línea, campos de golf, o simple cutrerío...). El discurso dominante es: buscamos turismo de calidad y los hoteles de cuatro-cinco estrellas frenarán desarrollos “indeseables” (?) o fuera de ordenación. ¿“Neoliberales”o “posmodernos”? La realidad es que sin un mínimo control, el desorden se impone, la “entropía” crece y, así...  ¿a dónde vamos? Quizá estemos acercando y atrayendo hacia nosotros aquello de lo que parece que queremos huir... persistiendo en la ignorancia.

. . . Y PARECE DESPERTAR

-Las torres de Castilnovo y El Puerco.- En 2004, LA LAJA puso en conocimiento del Ayuntamiento de Conil la existencia de un Plan de Cultura, tendente a la recuperación de la arquitectura militar de la provincia de Cádiz, y elevó informe a la Delegación Provincial solicitando una intervención de urgencia. En este año de 2005 se han iniciado, por fin, actuaciones encaminadas a la consolidación urgente de las torres de Castilnovo y El Puerco. Nos felicitamos de ello. Lo que se pretende es realizar un estudio de sus patologías encaminado a adecentar y consolidar dichas torres costeras  (limpieza, restitución parcial, saneamiento, rejuntado de fábricas y cosido de grietas), así como obtener información para acometer su futura restauración y puesta en valor, sin excluir un estudio arqueológico de Castilnovo. Aquí estamos en el buen camino. 

 

La Torre de Castilnovo, tras la actuación de Cultura

-El inventario del Patrimonio de la Janda Litoral.- A fines de marzo de 2005, se presentó el Inventario del Patrimonio Cultural y Natural que está realizando el Crupo de Desarrollo Rural de la Janda Litoral, en colaboración con las Asociaciones culturales de las tres localidades (Sociedad Vejeriega de Amigos del País, LA LAJA de Conil y la Asociación Albuhera de Barbate). El Inventario está dividido en 5 secciones: Arquitectura (militar, religiosa, civil, vernácula, industrial,...), Bienes muebles (escultura, pintura, retablos, orfebrería), Etnología (pesca,  industria y artesanía, vida cotidiana...), Arqueología (yacimientos...), y Patrimonio Documental (archivos, museos...). En la presentación provisional y restringida del trabajo realizado a las instituciones estuvieron el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, la Delegación de Cultura de Cádiz, la Diputación gaditana y los Ayuntamientos de Vejer y Barbate. El Inventario, con más de 500 fichas y más de 1.000 páginas y otras tantas fotografías e lustraciones, es el primer intento serio de valorar y describir nuestro legado colectivo, y desea contribuir a su puesta en valor, conservación y difusión. ¿Dónde estaba el Ayuntamiento de Conil?

Libro de Actas del siglo XVIII, Archivo Municipal de Conil

 -La Carta Arqueológica.- En septiembre de 2004, LA LAJA pidió formalmente al Ayuntamiento de Conil la elaboración de una Carta Arqueológica del término. De la reunión salió el compromiso municipal de informarse sobre el tema. Nuestra Asociación continuó sus gestiones y puso en contacto a los arqueólogos de la Universidad de Cádiz con el ayuntamiento. De la reunión mantenida entre ambos salió el compromiso municipal de solicitar dicha Carta Arqueológica. Esperemos que se solicite cuanto antes, pues los desarrollos urbanísticos en curso y en proyecto o la ignorancia, están poniendo en peligro el rico patrimonio arqueológico de nuestro pueblo.
Losa romana, Pocito Blanco
-La Chanca.- El Concurso de Ideas para la Ordenación de la Chanca y su entorno sigue su ruta. Han concurrido a él más de 30 propuestas de arquitectos y otras tantas firmas reconocidas. A fines del mes de marzo se ha realizado la primera selección, 5 trabajos y 3 firmas, de los que debe salir la propuesta ganadora hacia el mes de Junio. Sólo nos cabe esperar que salga elegida la mejor, es decir, respetuosa con el edificio histórico y que dote a La Chanca de los usos culturales apropiados. Solicitamos desde aquí que los trabajos finalistas sean expuestos al público para que los vecinos y asociaciones interesadas puedan conocer las diferentes propuestas. 

-Ya tenemos programación cultural.- Desde estas páginas hemos criticado (véase nº 3) la pobre programación cultural  que tradicionalmente ha habido en Conil. Y nos alegra ahora felicitar a la concejalía de Cultura por la confección de una programación cultural digna de tal nombre. Así, por ejemplo, en el primer trimestre del 2005 los actos culturales programados han sido diversos, abundantes y de calidad. Ha estado representada la danza (impresionante el Ballet  Nacional Bolsoykieev, de Rusia), el teatro (muy divertida “Que ruina de Moliere”), el cine (muy variado: “Roma”, “La Pasión”, “Fahrenheit 9/11”), los temas andaluces y la programación infantil (títeres, cine, teatro).  Destacar igualmente la adecuada difusión (cartelería, radio, folletos).Tan sólo nos queda animar a todos en la labor de fomentar la asistencia a estos actos (especialmente a los jóvenes) y animar al ayuntamiento en la continuidad de la labor bien comenzada.

 -Conil en la memoria.- Por iniciativa del Ayuntamiento, y con el respaldo del Grupo de Desarrollo Rural de la Janda Litoral, se ha editado recientemente un libro de fotografía antigua titulado Conil en la memoria. El libro fue precedido de una exposición que constituyó todo un éxito en la localidad, con asistencia de público de todas las edades. Al parecer se está trabajando en un segundo volumen. Nos alegramos de ello y sólo queremos sugerir dos cosas, sin ánimo de ofender: que se cuide más la calidad de las reproducciones fotográficas y que el segundo libro vaya acompañado de algo más información y texto que el primero.

 -El inicio de las obras del mirador del faro de Roche.- Nuestra Asociación se felicita de que al fin se hayan iniciado las obras para el adecentamiento e instalación de barandas en el borde del acantilado en el que se encuentra el faro de Roche. Se trata de una pequeña infraestructura que LA LAJA  había solicitado reiteradamente y que va a permitir la observación del paisaje litoral de gran parte de la costa de Conil. El faro es un magnífico mirador que permanentemente es visitado por viajeros, curiosos y amantes de la naturaleza. El estado de deterioro del piso y la peligrosidad de sus bordes van a desaparecer con las citadas barandas. Nos felicitamos de que la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente haya comenzado estas obras dentro de su proyecto de Plan de Uso Público del Monte Público de la Dehesa de Roche, aunque el faro esté fuera del citado Monte Público. Sería muy deseable que estas obras se continúen con una correcta restauración de la Torre y la recuperación y rehabilitación del pequeño edificio anexo, antigua casa de la Guardia Civil, de características etnográficas interesantes, donde volvemos a solicitar la instalación de un Punto de Información de las calas, playas y acantilados de la costa conileña.

-Web La Laja.- LA LAJA ya tiene Página (www.lalaja.org). La idea es poner a disposición de todos, conileños y “forasteros”, nuestro trabajo. Quien se acerque a ella podrá ver nuestros Boletines, con su labor de investigación, difusión y puesta en valor del patrimonio local, pero también los Estatutos de nuestra Asociación, sus notas de prensa, denuncias, sugerencias, propuestas o actividades culturales organizadas, trabajo muchas veces silencioso pero del que estamos modestamente orgullosos dada la progresiva toma de conciencia de cada vez mayor número de ciudadanos sobre los valores culturales y medioambientales de la localidad.  

cerrar