EDITORIAL  3

   La Laja 

 

   LA LAJA sigue trabajando por una revista de calidad en los contenidos, reflexiva, divulgativa y crítica. Para ampliar el “debate” sobre el patrimonio y la calidad de vida hemos apostado en este Boletín por firmas de reconocido prestigio o autoridad en las materias afines a nuestra Asociación: profesores y técnicos, profesionales de diversos ámbitos o representantes de movimientos ciudadanos. Estamos abiertos a la “sociedad”, a todos aquellos sectores que desde atalayas diversas miran el mundo que nos rodea con conocimiento e inteligencia.

   Colaboran con LA LAJA en esta ocasión Juan Manuel Becerra García, arquitecto Jefe del Servicio de Protección del Patrimonio Histórico (Dirección General de Bienes Culturales, Junta de Andalucía), Araceli Guillaume-Alonso, profesora de Historia de la España del Siglo de Oro (Université de Paris-Sorbonne), Mª Teresa Pérez Cano, profesora titular de Urbanística y Ordenación del Territorio (Universidad de Sevilla, Escuela de Arquitectura), Eduardo Mosquera Adell, catedrático de Historia de la Arquitectura (Universidad de Sevilla, Escuela de Arquitectura), Francisco González Ureba, historiador local y Juez de Paz de Conil, la Plataforma Anti-Ruido Barriada de los Bateles (Conil), e incluso uno de nuestros visitantes. Agradecemos sinceramente su colaboración a todos.

   En este número 3 hemos querido rendir homenaje al Conjunto Histórico de Conil y a La Chanca en particular. La razón es doble: el Ayuntamiento de Conil ha solicitado ayuda a la Junta de Andalucía para elaborar un Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico, y se han iniciado recientemente los trabajos de limpieza en Santa Catalina y La Chanca, de cara a su recuperación. Entre los objetivos del Convenio firmado entre las Consejerías de Cultura, la de Obras Públicas y el Ayuntamiento está convocar un concurso público de ideas, de ámbito nacional, para la ordenación urbanística de La Chanca, nuestro edificio más emblemático.

   En este tratamiento de nuestro patrimonio estamos, sin duda, en la dirección correcta. Pero aunque demos pasos adelante seguimos, como los cangrejos, caminando también hacia atrás. Porque el Ayuntamiento sigue empeñado en destrozar el entorno del edificio que quiere recuperar, al dar licencia para construir, en su mismo borde, dos enormes bloques de apartamentos. Son quizás las contradicciones –¿lógicas?- del que se inicia en los “misterios” del patrimonio, con dubitativo paso. Paciencia, pero también firmeza. Son tantos los incumplimientos de este disparate urbanístico que hemos decidido recurrirlo al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, pidiendo la devolución del proyecto y la paralización cautelar de las obras.

   En fin, en este número –más centrado en el patrimonio histórico- no hemos olvidado la historia local, nuestro patrimonio natural, tan rico y variado, o la calidad de vida en general.

   LA LAJA continúa –y llevamos ya más de un año- con la tarea informar. En este boletín explicamos algunos aspectos poco conocidos de la tramitación y aprobación del PGOU de Conil y las causas de su suspensión. Para cerrar, señalamos algunas de nuestras preocupaciones actuales en relación con el Patrimonio y la Calidad de vida en Conil, y aplaudimos las actuaciones o iniciativas que consideramos positivas en dichos campos, que son el fundamento y la razón de ser de nuestra Asociación.

   Una aclaración, para terminar: nos gustaría presentar nuestras fotografías y otra documentación en color, pero desgraciadamente no podemos hacerlo. Hasta la fecha, no recibimos ningún tipo de ayuda, ni queremos financiarnos con publicidad. Por ello, esta revista es sólo posible gracias a las cuotas de los asociados de LA LAJA, los ingresos que proporciona su venta y el trabajo desinteresado de quienes en ella escriben o con ella colaboran. Su precio es, ni más ni menos, el que cuesta su impresión. Sólo nos resta decir que esperamos seguir contando con la buena acogida que tuvieron los dos primeros números de nuestra revista.

cerrar