! Pobre patrimonio ¡

Guzmán el MALO

 

1.- EL PLAN ESPECIAL DEL CONJUNTO HISTÓRICO

Conil de la Frontera, habitada al fin y al cabo por gentes humanas y llenas de flaquezas, ha sido generosa en esto de la desidia y el abandono. Y ha sido tan grande el éxito de la machota y el cemento, que alguien debería proponer a nuestro pueblo como modelo de lo que no se debe hacer.

Así las cosas, comprenderán ustedes no solo la importancia, sino la urgencia de tener en vigor un Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico, el famoso PEPRICH, que permita salvar lo poco que nos va quedando.

Pero, ¿cuál es el problema -se preguntarán ustedes- para que Conil no disponga ya del susodicho Plan?

Respuesta: que nuestros representantes municipales no están por la labor.

Probablemente, al leer esto, a ustedes se les habrá puesto cara de estupefacción como si no comprendieran por qué a nuestros munícipes no les parece necesario tener un instrumento que permita conservar el patrimonio de Conil.

Les daré algunas razones:

a) nuestros concejales son conileños y, como a la mayoría de los vecinos, el Patrimonio les importa un pito.

b) es más fácil esperar a que la piqueta destruya lo poco que queda en pie (restos de la muralla, algún patio, pozos, casas o el mismo ambiente urbano del centro histórico) que “molestar” a los que allí viven, algo que se traduciría, irremediablemente, en una pérdida de votos.

c) tener un plan de conservación del centro histórico requiere mantener una estricta disciplina urbanística dentro de sus límites, lo cual es incompatible con el “dejar hacer” que parece ser la consigna municipal.

d) tener el Plan exigiría un control de los desmanes veraniegos en el interior del Centro, lo que se opone a la política de que en verano todo vale: “total… solo son dos meses”.

d) elaborar el Plan exige revitalizar la zona; no se puede tener un centro histórico desbordado dos meses al año y vacío los otros diez. El equipo de gobierno municipal carece de ideas, de visión, de fuerza para hacerlo.

e) en el Ayuntamiento piensan que con la rehabilitación de la Chanca y la iglesia de Santa Catalina ya tenemos cubierto el cupo cultural para unas cuantas décadas y todo lo demás no son más que zarandajas y ganas de incordiar.

Aproximadamente, la secuencia que ha seguido el PEPRICH de Conil es la siguiente: En un principio se presenta como algo urgente; en mayo de 2005 está redactado el Avance del Plan; en diciembre del mismo año fue aprobado; en febrero de 2006 fue expuesto al público para incorporar sugerencias y propuestas de mejora; y ¡ahí se acabó todo!

Lo cierto es que el citado Avance podría utilizarse como ejemplo de lo que NO debe ser el Plan que el Centro Histórico de Conil necesita. Es por ello que recibió tantas quejas en forma de sugerencias, propuestas, alegaciones, que lo guardaron en algún cajón del Consistorio y allí debe de seguir.

Si se le pregunta al señor alcalde por el PEPRICH responde que sí, que están en ello, que está a punto, que…

Mientras tanto… seguiremos esperando.

2.- LA CRUZ DE MORENO:¡QUÉ BARBARIDAD!

La Cruz de Moreno no se veía... y no hacía daño a nadie... Muchos, ni la conocían. Hasta que la concejalía de Turismo se fijó en ella y se inventó un Proyecto de Recuperación de las Cruces Humilladero... para desfigurarla.

¿Hay proyecto realmente? ¿Puede existir un proyecto así?

En “La Frontera” (nº 32, abril de 2008, p. 22) leemos que se trata de “recuperar” las 4 cruces conservadas con un “programa de subvención de infraestructura turística de la Junta” (sic), por valor de 62.244 euros, financiado por la Consejería de Turismo al 60% y el Ayuntamiento el resto. El proyecto, según La Frontera, pretende “recuperar aquellos elementos singulares que forman parte de nuestro patrimonio y nuestra cultura”. El objetivo declarado es “recuperar íntegramente las cuatro cruces” (el subrayado es nuestro) “donde se ha estudiado para su restauración y tenido en cuenta la idiosincrasia, ubicación y apariencia... (y para) darles protagonismo se acondicionará el entorno” (sic) y figurarán en “folletos turísticos, visitas guiadas e inclusión en rutas”(?!).

La Cruz de Moreno era, sin duda, la más hermosa de nuestras cruces, construida íntegramente en piedra: la cruz, su fuste –con cruces griegas en los seis lados- y su basa de formas curvas. Su elegante y sencilla belleza era la manifestación más acabada del saber hacer de los canteros de Conil, verdadera obra maestra del arte popular .

Primero, se removieron las tierras de su entorno, peligrando la estabilidad de la cruz, que se apuntaló. Después, se empaquetó y se quiso poner derecha con una grúa, como si fuese un palé de ladrillos, rompiendo su base y agrietando aún más su fuste. Y se remató la faena echando hormigón en su base, “adornada” ahora con hexágono de ladrillo.

La fechoría se hizo en las proximidades del cuartelillo de la Guardia Civil, ¡sin que detuvieran a nadie!

Y no fue Cultura esta vez, sino un conocido constructor local y una cuadrilla de albañiles los encargados por la concejala Turismo de “recuperar” la Cruz... Hace unos días, en una entrevista, el director teatral Albert Boadella decía que ya lo único que le daba miedo eran “los burros, sobre todo los burros activos”.

Con meses de antelación habíamos avisado a los responsables municipales de lo que podía pasar... pero las orejeras son demasiado grandes, y no escucharon. En fin, IU está cumpliendo con su programa electoral de Restauración y valorización de las Cruces Humilladero, sin asesoramiento de nadie, sin ningún tipo de control, “al gusto... cateto”. Y yo me pregunto: ¿qué tiene que ver la Cruz de Moreno con la concejalía de Turismo y Playas? ¿No es esto competencia de la de Cultura? ¡Viva el turismo playero de calidad!...

3.- EL ANTIGUO MERCADO DE ABASTOS, ¿QUÉ SERÁ DE ÉL?

En el Boletín 9, sección de “breves”, La Laja pedía al Ayuntamiento que hicieran algo por la conservación del antiguo mercado de abastos antes de que la ruina se apoderara de él.

Bueno, pues resulta que en el Pleno Municipal celebrado el día 24 de enero, el representante del PP propuso la rehabilitación del edificio para dependencia municipal. Se adhieren a la propuesta, con mayor o menor entusiasmo, todos los grupos excepto el PA. Este partido, cuya deriva le está conduciendo aceleradamente hacia la nada, considera que el mercado viejo debe demolerse ya que “no tiene valor artístico ni histórico” y que hay que abrir una calle conectando esa plaza con la Huerta de Enmedio. Y ya puesto a desbarrar, aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid para pedir un aparcamiento público en Santa Catalina. ¡Toma castaña! Y la policía local, presente en el Pleno, ni siquiera le hizo el control de alcoholemia.

Hay mucha gente, incluida parte de la clase política local, que confunden “Patrimonio” con “cosas antiguas” y, aunque normalmente sea así, tenemos edificios del siglo XX que también son “patrimonio” y como tal deben conservarse y ser protegidos. De la misma manera que es “patrimonio” la morfología del Casco Histórico, que requiere unos usos moderados acordes para preservarlo, alejando lo más posible los vehículos a motor y no metiéndolos, como pide el citado concejal, en su mismo corazón.

En definitiva, parece pues, que se va a rehabilitar. Veremos cuándo y de qué forma, porque los contenedores soterrados, recientemente instalados a pocos metros de su puerta, condicionan de forma importante cualquier uso que se le pretenda dar.

Hemos visto que, de momento, ha servido para acoger la última edición de la Feria del Libro, lo que consideramos una buena idea; ahora solo se necesita imaginación para mantenerlo en uso todo el año.

4.- UNA DES-VERGÜENZA TOTAL: LA MURALLA DE CONIL

La primera foto muestra la lamentable situación de la Muralla de Conil al final de la calle Baluarte, junto a Puerta Cai: la mampostería parcialmente recubierta con cal, una casa adosada, varios huecos abiertos en sus piedras… abandono total.

Bueno, pues si les digo que esta foto fue tomada hace varios años, ustedes pensarán, como es lógico, que desde entonces se habrán tomado medidas.

Echen un vistazo a la segunda foto, que muestra la situación actual: la muralla ha sido recrecida con ladrillos, para nivelar la azotea

de la casa en “restauración” adosada a ella; se han ampliado los huecos de sus ventanas y solo está pendiente de concluir el enfoscado.

Este absoluto desprecio por la muralla, elemento protegido y singular de nuestro patrimonio, que data de comienzos del siglo XVI, se ha realizado ante la pasividad de los responsables municipales y de la Junta, que estaba también avisada.

¡Id ahora a vender patrimonio en las ferias de turismo de Goteborg o Fitur!. Vended originalidad, ¡una muralla construida, con ventanas y con vistas! ¡Qué des-vergüenza!

cerrar