ANTEPROYECTO DE PLAN DE CONSERVACIÓN Y DE USO PÚBLICO DEL ESPACIO DE

 EL PRADO - CASTILNOVO

 (CONIL DE LA FRONTERA)

 

Trabajo presentado por La Laja

con la colaboración de Javier Coca           

(Licenciado en Ciencias Ambientales - Univ. de Sevilla)  

                

INDICE

  1. ANTECEDENTES

 2. MARCO LEGISLATIVO  

 3. OBJETIVOS  

3.1  GENERALES 

3.2  ESPECÍFICOS 

 4. VALORACIÓN DE LOS RECURSOS DISPONIBLES

            4.1  RECURSOS INTRÍNSECOS: VALORES NATURALES Y CULTURALES 

4.2  RECURSOS EXTRÍNSECOS: INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS

 5. ORDENACIÓN DEL USO PÚBLICO 

5.1   INSTALACIONES Y SERVICIOS 

5.2   SEÑALIZACIÓN 

5.3   ACTUACIONES DE EDUCACIÓN E INTERPRETACIÓN AMBIENTAL:

        EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL LITORAL.  

            5.4   ORGANIZACIÓN DEL VOLUNTARIADO

 6. LÍNEAS DE ACTUACIÓN

            6.1    ESTABLECIMIENTO DE ZONAS 

6.2    USOS PROHIBIDOS Y PERMITIDOS

 7. Gestión del espacio


 Por uso público de un territorio entendemos el conjunto de prácticas y actividades que se relacionan con el uso y disfrute por parte de las personas que acuden a estos lugares, individual o colectivamente, de forma espontánea u organizada, con el fin principal de disfrutar de sus valores naturales, ambientales, estéticos, paisajísticos o culturales. 

También se puede considerar uso público el conjunto de actividades, servicios e instalaciones en espacios naturales, que tienen como fin acercar a visitantes y habitantes a sus valores tanto naturales como culturales, de forma ordenada, que garanticen la conservación de dichos recursos a través de mensajes educativos, utilizando la interpretación del patrimonio como estrategia de comunicación, y así mismo garantice y promueva el desarrollo sostenible del espacio.   

1. ANTECECEDENTES    

En la actualidad el Prado-Castilnovo se mantiene como prado virgen, sin edificaciones y con una de las playas de mayor extensión de arena de la Península Ibérica. Posee indudables valores ambientales y paisajísticos, reconocidos en el PGOU del Ayuntamiento de Conil de la Frontera, que declara estos suelos como no urbanizables de especial protección paisajística. Esta figura de protección no asegura la conservación en el futuro. Para salvaguardar para siempre estos terrenos de la especulación urbanística y de cualquier tipo de construcción, el Consistorio propuso a la Junta de Andalucía la declaración del Prado-Castilnovo como Paraje Natural. La Administración andaluza rechazó tal propuesta y argumentó que sería más apropiada la figura de Parque Periurbano. El Ayuntamiento realizó la misma propuesta de conservación al Gobierno Central, al Ministerio de Medio Ambiente. 

De igual modo, el grupo local LA LAJA (Amigos del Patrimonio Natural y Cultural de Conil), y la confederación Provincial de ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, cursaron peticiones tanto a la Consejería de Medio Ambiente como al Ministerio de medio Ambiente. 

La Dirección General de Costas ha confirmado la inclusión de la playa en el nuevo programa de protección de la costa. Se trata del nuevo programa impulsado por el Ministerio de Medio Ambiente que persigue reforzar la protección de la costa mediante la incorporación al dominio público marítimo-terrestre de nuevos espacios. Actualmente, ya se ha iniciado el proceso de compra de los terrenos por parte del Gobierno central, pero aún no se ha concluido nada.  

En este contexto y, sin la seguridad absoluta de la compra por parte del Estado del Prado-Castilnovo, presentamos este anteproyecto para un Plan de Conservación y Uso Público en el que se persigue, principalmente, la concienciación y sensibilización de las personas hacia los valores naturales, eclógicos, culturales y patrimoniales presentes en el Prado-Castilnovo.  

Ejemplo de éstos son:  

  • Sus excepcionales valores paisajísticos: entorno, prado, playa, mar, etc. 

  • Presencia de diversidad de ecosistemas: playa, dunas, marismas, zonas encharcables, salinas abandonadas, estepa o pastizal mediterráneo. 

  • Presencia de especies florísticas endémicas (Hipochoeris salzmanniana, margarita exclusiva del litoral gaditano).

  • Presencia de especies faunísticas de interés especial (el sapillo Polodytes ibericus) y zona propicia para las aves esteparias como es el sisón, la ganga, el alcaraván y posible recuperación de la avutarda. 

  • Importancia estratégica como zona de descanso y alimentación de especies migratorias. 

  • Abundancia de valores culturales: la torre de Castilnovo del S. XVI y declarada BIC, yacimientos romanos del S. I, IV y V, salinas del S. XVI, pozos conservados con pinturas del S. XVIII, etc.

2. MARCO LEGISLATIVO    

La zona de El Prado o Castilnovo comprendida entre el mar y la carretera a El Palmar tiene la catalogación en el vigente PGOU de Conil (2003) de Suelo No Urbanizable de Especial Protección de Interés Paisajístico-Litoral. La prolongación de El prado hacia el interior solo se ha catalogado como Suelo No Urbanizable

Castilnovo está afectado en parte por el Dominio Público Marítimo Terrestre y su Zona de Servidumbre de Protección, por lo que le es aplicable las restricciones que establece la Ley de Costas, 22/1988 de 28 de julio, y su Reglamento de Desarrollo aprobado por Real Decreto 1471/1989 de 1 de diciembre. En estos momentos se está tramitando por parte de la Demarcación de Costas de Andalucía Atlántico, la ampliación de la Servidumbre de Protección solicitada por decisión unánime del Pleno del Ayuntamiento de Conil.

Igualmente está afectado por la Ley de Aguas, Ley 29/1985 de 2 de agosto, y por su Reglamento del Dominio Público Hidráulico, 849/1986 de 11 de abril, ya que en sus límites se encuentran el río Salado de Conil y el río Conilete.

En la zona se encuentra el LIC Río Salado de Conil (Código LIC/ZEC ES6120019), zona que alberga hábitats y especies de interés comunitario, de acuerdo con la Directiva Habitats del Consejo de Europa, 92/43/CEE de 21 de mayo, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres.  

3. OBJETIVOS    

3.1. GENERALES  

  • Ordenar y regular el uso público de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y culturales del espacio natural.

  • Poner en valor y acercar de forma ordenada los valores naturales, paisajísticos, culturales y patrimoniales del Prado-Castilnovo, tanto a la población local como a sus visitantes.

  • Establecimiento de mecanismos que impliquen a la población (personas del pueblo, visitantes, personas afectadas,…) en la conservación del territorio.

  • Fomentar los usos educativos, científicos y recreativos, favoreciendo el conocimiento y disfrute del medio natural del Prado-Castilnovo.  

3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS  

         Con relación a los visitantes:  

  • Promover el conocimiento, la comprensión y el disfrute de los valores del espacio natural, induciendo comportamientos acordes con su conservación y protección.

  • Establecer mecanismos que incrementen la colaboración ciudadana en la conservación, mantenimiento de las instalaciones y la mejora de la gestión de este espacio.  

   Con relación a las infraestructuras, equipamientos y servicios:

  • Realizar un inventario de los servicios, equipamientos e infraestructura que se pueden llevar a cabo en la zona.

  • Habilitar tales servicios e infraestructura para satisfacer de forma sostenible con el medio la demanda de los visitantes.

  • Gestionar de forma adecuada tales equipamientos y servicios para su buen funcionamiento. Asimismo se tratará de mantener al día las necesidades de los usuarios (mejora continua de los mismos).

  • Difundir los equipamientos, infraestructuras y servicios, e integrarlos con la educación, el turismo, etc.

          En relación con la gestión del espacio:  

  • Regular el flujo de visitantes y las diversas actividades que se puedan desarrollar para garantizar la conservación de este espacio.

  • Fomentar y posibilitar la utilización recreativa, educativa o simplemente turística con la conservación de los valores naturales y patrimoniales de la zona.

  • Determinar las condiciones de acceso y fijar criterios de comportamiento.

  • Elaborar un sistema de seguimiento que permita observar los impactos derivados de la aplicación del Plan de Uso Público.  

   Con relación a las distintas Administraciones:  

  • Establecer colaboraciones con todas las Administraciones Públicas relacionadas con la conservación y la educación ambiental y con cualquier  entidad privada relacionada con la zona, para la puesta en marcha de actividades y servicios, teniendo siempre en cuenta el carácter conservacionista que se le quiere aplicar al espacio.  

4. VALORACION DE LOS RECURSOS DISPONIBLES

  Por un lado se analizarán los recursos que presenta el Prado-Castilnovo,    tanto naturales como culturales, y por otro lado los recursos extrínsecos de la zona, como son las infraestructuras y servicios para el uso público.

  4.1  RECURSOS INTRÍNSECOS: VALORES NATURALES Y CULTURALES  

  Valores patrimoniales y culturales  

El Prado-Castilnovo posee valores históricos, arqueológicos y etnológicos, relacionados con el hábitat histórico primitivos de la zona (asentamientos romanos e islámicos), la defensa costera (arquitectura militar) y con actividades económicas tradicionales de los municipios de la comarca de la Janda (agricultura, ganadería, pesca e industria). Hoy, en El Prado-Castilnovo puede rastrearse parte de la historia y la vida tradicional de Conil y su comarca en los últimos 2.000 años.  

Entre estos valores hay que estacar la Torre de Castilnovo. Su construcción es seguramente de la primera mitad del siglo XVI. Fue mandada hacer por el duque de Medina Sidonia, y poseía, desde su construcción, una doble función: era torre vigía de la costa y también atalaya para la almadraba de vista que se caló en dicho paraje durante el siglo XVI, sin continuidad, y durante los primeros años del siglo XVII. En origen, la Torre de Castilnovo formaba parte de una pequeña fortaleza, que durante el siglo XVI estuvo dotada de una pieza de artillería, y defendía la costa de los ataques berberiscos norteafricanos; la pequeña fortaleza fue destruida por el maremoto de 1755, quedando solo en pie la torre, aunque todavía es reconocible el perímetro de la fortaleza.  La Torre está protegida y declarada BIC desde 1949. Pertenece al Ministerio de Defensa y carece de uso, aunque siempre fue utilizada como marca costera por los pescadores locales. En 2005 se realizaron actuaciones de consolidación urgente, con la idea de su restauración. Sería muy recomendable también la excavación arqueológica de la fortaleza, lo que contribuiría a poner en valor la zona.  

El Cortijo de El Prado, situado sobre un yacimiento romano del siglo I, con continuidad en los siglos IV y V, donde se han localizado numerosos restos de cerámica, ánforas, ladrillos y tejas, así como muchos fragmentos de vértebras fosilizadas de atunes y túnidos, que confirman la presencia de una fábrica de salazón antigua con su propio taller de ánforas asociado. Debe datar de comienzos del siglo XIX y se trata de un pequeño conjunto de sencillas construcciones en torno a un corralón destinadas a almacenamiento de productos agrícolas y resguardo del ganado. Sus características responden a la tipología de la arquitectura tradicional de la comarca jandeña. Se trata de una obra de mampostería y ladrillo, con forjados de madera y rematada con teja en unas partes y en otras con techumbre plana. Hoy conserva su uso como almacén y vaqueriza. La edificación aparece registrada en el Inventario de cortijos, haciendas y lagares realizado por la Dirección General de Arquitectura y Vivienda.  

Junto al cortijo, hay un conjunto de pesebres de piedra circulares, quizás de fines del XVIII o comienzos del XIX, y un interesante pozo. La tipología de este y otros pozos de El Prado es variada. Por lo general, son de respetable diámetro y están asociados siempre a pilones para abrevadero del ganado. Es de destacar el  Pozo del Prado o Pozo Nuevo, próximo al cortijo-vaqueriza, que data de comienzos del siglo XIX. Se trata de un pozo de grandes dimensiones, con fábrica de mampostería de piedra, decorado en su tercio superior con pintura a la almagra componiendo rombos, del que arranca un largo pilón. Sería conveniente proteger algunos de estos viejos pozos, de gran belleza. También se conserva el Pozo de las Norietas   

Existen, también en la zona unas salinas de pequeñas dimensiones, construidas en el siglo XVI y llamadas Salinas del Torno; son hoy perfectamente reconocibles, aunque están en desuso. Hay plano de ellas fechado en el s. XVIII. Sus piscinas, de formas rectangulares muy alargadas, consisten en tajos y muretes que impiden el paso del agua de unas a otras, llenándose desde el río con pleamar. No tienen edificaciones asociadas y están dentro del dominio público (DPMT).  

Por último, también podemos encontrar varios búnkeres de la guerra civil.   

 

    Valores ecológicos y paisajísticos  

   

La situación próxima al Estrecho de Gibraltar, con clima mediterráneo pero con la humedad y salinidad que propicia el Atlántico, el carácter de litoral arenoso y llano, la presencia de dos ríos, el Salado y Conilete con sus respectivas marismas, el contacto con un prado sin solución de continuidad y la presencia de zonas encharcables por lluvias o mareas (maltratadas por acumulación de escombros), proporcionan a la zona de Castilnovo unos factores ambientales abióticos muy especiales, que se corresponden con una fauna y flora igualmente especiales. En su variedad está su valor y resulta espectacular la heterogeneidad de sus ecosistemas:  

-          estuarios del Conilete y del Salado

-          marismas asociadas

-          playas y trenes de dunas

-          encharcamientos temporales que funcionan como lagunas

-          extensos pastizales,

-          así como todas las zonas de transición entre dichos biotopos, lo que incrementa notablemente la biodiversidad del conjunto.

          Valores botánicos

La playa de Catilnovo nos queda como uno de los mejores exponentes de playas que conservan aún  comunidades vegetales originales.

La comunidad pionera que se establece por encima de la línea de pleamar está formada por la barrilla pinchosa (Salsola kali) y oruga de mar (Cakile marítima), destruidas en otras playas por el enorme trasiego de personas y vehículos.  

A continuación, en las dunas embrionarias, domina la grama de mar (Agropyron junceum), pero aparecen acompañándola dos especies que forman una asociación vegetal exclusiva de nuestro litoral, la Linaria pedunculata y el Ononis variegata. En las dunas primarias la especie más característica es el barrón (Ammophila arenaria) y en ellas encontramos también al cardo marítimo (Eryngium maritimum) y el tártago de mar (Euphorbia paralias). En los arenales más estables la diversidad florística se dispara.

En las zonas encharcadas encontramos vegetación típica de estos medios, como el taraje (Tamarix africana) o los juncos (Juncus  acutus) o, en arenales próximos a éstas, el extraño helecho Equisetum ramosissimum.  

En los pastizales próximos, destaca la presencia de la compuesta Hypochoeris salzmanniana . Esta margarita es endémica del litoral gaditano y de la costa noroeste de Marruecos y sólo está presente en Europa en una veintena de localidades entre los términos de La Línea y El Puerto de Santa María, por lo que ha sido catalogada como “en peligro crítico” en la reciente Lista Roja de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía.  

 

         Valores zoológicos  

 

Los encharcamientos antes citados son de gran importancia para los anfibios, que encuentran en ellos uno de los últimos refugios de la zona donde poder reproducirse. Entre ellos destacan dos endemismos, el sapillo moteado ibérico (Pelodytes ibericus) y el sapillo pintojo meridional (Discoglossus jeanneae), ambos catalogados también como “de interés especial” en la ley andaluza.  

Además de la abundancia de especies residentes, hay que destacar la importancia de esta zona como área de descanso y alimentación para las aves migradoras. La situación estratégica de este paraje, próximo al Estrecho de Gibraltar por el que pasan cada año millones de aves de Europa a África y viceversa, unido a su tranquilidad y a la abundancia de alimento, hacen que sea una zona fundamental en las rutas migratorias. Entre estos migradores destaca el grupo de las limícolas, permaneciendo muchas de ellas durante todo el invierno en la zona.  

Entre las aves marinas destacan las gaviotas, siendo la más importante por su escasez la de audouin (Larus audouinii), los charranes patinegros (Sterna sandvicensis) y los alcatraces (Sula bassana).  

En las pequeñas marismas y antiguas salinas, y en torno a los estuarios, son frecuentes las garzas como la garza real (Ardea cinerea),  la Garceta común (Egretta garzetta) o la garcilla bueyera (Bubulcus ibis), concentrándose en ocasiones grandes bandos de cigüeña blanca (Ciconia ciconia) en migración. Las zonas encharcadas son también aprovechadas por las aves acuáticas como el zampullín chico (Tachyhaptus ruficollis), ánade real (Anas platyrhychos) y gallineta común (Gallinula chloropus).

 

Los pastizales  y zonas esteparias colindantes son el hábitat ideal para ciertos paseriformes como el triguero (Milliaria calandra), la calandria (Melanocorypha calandra), la cogujada común (Galerida cristata) o el buitrón (Cisticola juncidis), y para aves de mayor porte como el sisón común (Tetrax tetrax) o el alcaraván (Burhinus oedicnemus).  

En definitiva, el Prado-Castilnovo atesora una gran riqueza de ecosistemas: de biotopos y de biocenosis.

      Valores geológicos 

Los valores geológicos o geomorfológicos son los más llamativos e identificables con la zona; el llano supone una cuenca cuaternaria entre los escarpes miocenos donde se asienta Conil por el norte y Vejer y Caños por el sur. Presenta una cota mínima sobre el nivel del mar, menor de 5 m., y contiene unos sedimentos cuaternarios muy recientes de fangos y arenas traídos por los ríos, las lluvias, los vientos y, en la línea de costa, el mar. Todo El Prado es de fangos y arcillas grises oscuros, con alta plasticidad. En todo el litoral entre Cádiz y el Estrecho de Gibraltar es la única zona llana y tendida.  

Su nivel freático es casi superficial, por ello su abundancia de pozos en los que el agua se puede apreciar casi en superficie después de una lluvia, pero suponemos que con problemas de salinización si se explotasen con frecuencia.

  Una curiosidad geológica que presenta la zona es la existencia de un meandro abandonado que ha dejado el río Salado antes de su desembocadura.

  4.2 RECURSOS EXTRÍNSECOS: INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS

  Este espacio natural no cuenta actualmente con ninguna infraestructura ni servicios.

Únicamente podemos encontrar un sendero paralelo a la orilla del mar que va desde el río Salado al Conilete, que ha sido instalado por la Diputación de Cádiz, dentro de una red de senderos relacionada con Trafalgar a propósito de su 200 aniversario. En él se encuentran algunos carteles explicativos acerca del medio y sus elementos más característicos.  

Se trata de infraestructuras a todas luces insuficientes, y se valora que, en este tema, hay que realizar un gran esfuerzo.    

5. ORDENACIÓN DEL USO PÚBLICO    

5.1  INSTALACIONES Y SERVICIOS  

Se evitará construir nuevas edificaciones, aprovechando las existentes en la zona (Cortijo del Prado). El equipamiento implantado será el mínimo necesario para cubrir las necesidades básicas de los usuarios, manteniendo en lo posible el estado natural de la zona y causando el menor impacto sobre el medio.  

 La propuesta de instalaciones se concreta en:  

-    Restauración y rehabilitación del Cortijo del Prado, respetando la estructura arquitectónica tradicional de la zona, como centro educativo no formal. Se destinará a talleres/actividades encaminadas a la educación ambiental relacionada con el espacio litoral y el fluvial-litoral, tomando como principal objetivo la concienciación y el respeto hacia el medio y el entorno por parte de la ciudadanía (especialmente niños).  

-    Recuperación de las salinas con fines educativos, demostrativos y participativos.  

-    Construcción de un pequeño observatorio de aves junto a las marismas. Los materiales empleados serán maderas y brezo o cañizo.  

-    Mejora y creación de nuevos senderos, tanto a pie como en bicicleta y a caballo. Éstos estarán debidamente señalizados en su inicio (usos permitidos y no permitidos, duración, distancia,…) y a lo largo del recorrido, informando de los aspectos más relevantes que se vayan encontrando.

-    Medidas de restauración y conservación de la Torre de Castilnovo, y excavación de la fortaleza asociada a ella para su utilización cultural.  

-    Recuperación y rehabilitación de los búnkeres como lugares de avistamiento de fauna marina o terrestre. Además, aprovechando el origen de estas edificaciones (guerra civil), se podría informar acerca de su influencia en el pasado reciente de Conil.  

-    Establecimiento de aparcamientos en zonas aledañas para evitar el estacionamiento disperso de vehículos en los accesos.  

-    Establecimiento de accesos, incluidos los accesos a la playa desde la zona, y mejora de los existentes. Serán exclusivamente peatonales o en bicicleta y caballo. Estarán equipados con mobiliario rústico (papeleras, bancos,…), produciendo el menor impacto posible. Deberán estar preparados para la acogida de personas discapacitadas.   

 

5.2  SEÑALIZACIÓN    

Todos los equipamientos e instalaciones, así como sus accesos, deberán estar adecuadamente señalizados. La señalización se llevará a cabo por medio de la colocación de carteles explicativos e informativos en las distintas zonas que comprende el espacio natural.                                                   

En los carteles de uso general, colocados en los accesos, rutas, senderos, etc. se incluirá:  

-          Un reglamento para los usuarios de las distintas rutas.

-          Los valores naturales, culturales y paisajísticos.

-          Tipo de equipamientos y servicios.

-          Prácticas de ocio que se permiten y cuales no.

-          Delimitación de las áreas de uso público y de las que no lo son.

-          Usos permitidos y no permitidos.  

En los carteles informativos de elementos característicos y particulares (tipo Torre de Castilnovo, especie de flora particular, ecosistema o paisaje destacado,…) que se pueden encontrar, por ejemplo, a lo largo de un sendero, se incluirá:  

-          Nombre del elemento.

-          Pequeña introducción acerca del elemento.

-          Características especiales.

-          Evolución histórica.

-          Importancia en el entorno.  

En los carteles indicativos a la entrada de las instalaciones, se especificará:  

-          Nombre y fecha de creación

-          Actividades que se desarrollen en ella

-          Historia, antigüedad, usos anteriores    

 

5.3  ACTUACIONES DE EDUCACIÓN E INTERPRETACIÓN AMBIENTAL: EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL LITORAL.    

El Cortijo del Prado, una vez rehabilitado, será el centro neurálgico de las actividades de concienciación y conservación de la naturaleza y el medio ambiente en general.  

Pero de manera especial será el lugar idóneo donde instalar un CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL LITORAL, en el que se analizará lo característico de los sistemas playeros, mareales, dunares, marismeños, deltáicos y de aguas litorales.

En este CENTRO se podrán realizar (una vez adaptado y rehabilitado con salas, aulas, talleres…) reuniones, charlas y demás actividades que persigan este fin, y se llevarán a cabo por personal cualificado.  

A su vez, el cortijo servirá como CENTRO DE RECEPCIÓN y  punto de información de visitantes.  

Entre las otras muchas actividades que se pueden realizar en Castilnovo están:  

- Talleres de oficios típicos de la zona. Se hace especial hincapié en la creación de un taller de TEJIDO DE LA PALMA; este taller podrá funcionar gracias al abastecimiento propio, ya que se propone una repoblación y “cultivo” del palmito en la zona.  

- Taller de producción de sal. La sal producida podría usarse para: elaboración de otros talleres, consumo propio de los participantes,  venderse a los comercios (bares, restaurantes,…) para financiar otras actividades, etc.  

- Elaboración de itinerarios de interés botánico, paisajístico, cultural, etc.  

- Talleres en los que se confeccionen carteles explicativos de las especies de flora del entorno y colocación in situ para la creación de itinerarios.  

- Conferencias cuyos temas se centren en este espacio concreto y en temas más generales siempre orientados, como se ha dicho, a objetivos de concienciación ambiental.  

- Acuerdos con colegios para que a lo largo del curso escolar y, como complemento a la educación formal, impartan-reciban clases-talleres con temas relacionados con el litoral y las desembocaduras fluviales.  

- Otros temas a trabajar podrán ser el ciclo del agua, energías renovables, agricultura ecológica….Las clases se completarán con la práctica en el campo.  

- La ganadería y agricultura presente en la zona son parte fundamental y no deben desaparecer. La parte más cercana al cortijo se podría destinar para enseñar a los niños a cultivar su propia parcela de tierra, como cuidar el ganado,… pudiendo ser los propios agricultores o ganaderos los encargados de las explicaciones. Así se aumentaría la relación de los niños con el medio y su respeto hacia él.  

- Se podrían llevar a cabo, junto con el voluntariado, repoblaciones de especies de flora y fauna autóctonas.  

- Realización de inventarios florísticos y faunístico, con fines de investigación o simplemente informativos.  

 

5.4  ORGANIZACIÓN DEL VOLUNTARIADO  

Será de gran valor e importancia para la zona la creación de un grupo abierto y variable de VOLUNTARIOS DE CASTILNOVO, cuya colaboración se centrará en:

-    Actividades de conservación y mantenimiento de las instalaciones y equipamientos, como del entorno natural.  

-    Actividades de recuperación del cortijo, las salinas, pozos,… siembre bajo la dirección y vigilancia de personal especializado.  

-    Actividades de cuidado y mantenimiento de la plantación de palmitos y de mantenimiento de las especies autóctonas existentes  

-    Se podrán organizar campamentos de verano de Voluntariado Internacional para trabajos de rehabilitación.    

  

6.         LÍNEAS DE ACTUACIÓN    

Para una mejor dirección, control y vigilancia del espacio, se procederá a su división en zonas según el grado de conservación y uso que se le quiera dar. 

 

   6.1    ESTABLECIMIENTO DE ZONAS  

Se establecerán las siguientes zonas:    

A)      ZONA DE USO GENERAL

-    Aquí se incluirá la zona de Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo Terrestre (SPDMT), ahora 200m.

-    Los aledaños a la carretera que circunda El Prado y sus aparcamientos.

-    Los accesos a la playa a través de los senderos peatonales de bicicleta o caballo.

-    Los senderos peatonales, los carriles bici, e incluso senderos para paseo en caballo.    

B)      ZONA DE USO MODERADO:

Serían las zonas de actividad agraria y ganadera tradicionales, las que siempre le han dado y le siguen dando al Prado el nombre y parte del paisaje que lo caracteriza. Se trata de zonas arcillosas y fangosas cuyo tránsito no es  ni cómodo ni fácil.    

C)     ZONA DE USO RESTRINGIDO:

Son zonas bien conservadas, con valores ecológicos importantes y frágiles. También las que poseen elementos singulares de tipo arqueológico, etnográfico o histórico.  

Las actividades sugeridas serían de dos tipos:  

1)      De Educación Ambiental e Investigación  

2)      De Conservación y repoblación.    

   D) ZONA DE RESERVA:

Serán las que tengan el mayor interés patrimonial y natural: yacimientos arqueológicos, zonas de cría o especies amenazadas o que sirvan de refugio para algunas especies.  

En estas zonas no se facilitaran los accesos y se llevaran a a cabo actividades de control y vigilancia.  

  

    6.2     USOS PROHIBIDOS Y PERMITIDOS    

Además de lo descrito para cada una de las zonas, existirán prohibiciones aplicables a todo el espacio de El Prado. Éstas serán:  

-    Por norma general, estará prohibida cualquier actividad que pueda dañar el medio ambiente y el patrimonio cultural de la zona.  

-    Se prohíbe el uso de cualquier vehículo motorizado, a excepción de vehículos de limpieza y mantenimiento,… (la vigilancia podrá llevarse a cabo en bicicleta)  

-    La instalación de servicios, comercios y establecimientos turísticos.  

-    Instalaciones deportivas.  

-    Instalaciones de publicidad comercial  

-    La caza y pesca en general estarán prohibidas, prestándose especial atención a la zona costera, donde se llevan a cabo artes de pesca ilegales, muy nocivas para el medio.    

 

7. Gestión del espacio

Se creara una Junta Rectora o Comité para la gestión de este espacio.  

Será una Junta con representación de Organismos competentes y posibles usuarios. En ella han de estar representados el Ayuntamiento de Conil, las Asociaciones de Vecinos de Conil, la Demarcación de Costas en Cádiz, la Consejería de Medio Ambiente, los voluntarios de Castilnovo, las Asociaciones Conservacionistas de la zona.

Esta Junta Rectora tendrá capacidad para decidir la contratación de personal apropiado para las actividades temporales o fijas que se desarrollen en el espacio natural.  


   Para ampliar la información sobre El Prado-Castilnovo, pulsa aquí:

cerrar